sábado 15/8/20

CSD y Federación se plantan

La Asociación de Futbolistas Españoles anunció la cancelación de la reunión que pretendía desbloquear el ‘caso Fuenlabrada’ puesto que ambos organismos decidieron no acudir a la misma
El presidente de la AFE, David Aganzo, no ha podido reunir a algunas de las partes implicadas para buscar una solución   | efe
El presidente de la AFE, David Aganzo, no ha podido reunir a algunas de las partes implicadas para buscar una solución | efe

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) planteó a la Federación Española de Fútbol (RFEF), el Consejo Superior de Deportes (CSD), LaLiga y los clubes Deportivo de la Coruña y Fuenlabrada mantener hoy una reunión para desbloquear la situación en Segunda división pero ésta no se celebrará, ya que sólo los tres últimos respondieron a su invitación. 

Buscando diálogo
“AFE proponía un diálogo fluido, presidido en todo momento por el principio de buena fe y con el ánimo de apoyar, constructivamente, en la búsqueda de una solución”, señaló el sindicato que ampara a los futbolistas, que transmitió su petición por carta ayer a las partes y dio de plazo para que contestaran antes de las 11.00 horas del día de ayer. 

Sin respuesta
En un comunicado, AFE informó de su iniciativa y señaló que “lamentablemente, de las cinco invitaciones cursadas, solo tres -Deportivo, Fuenlabrada y LaLiga- contestaron de manera afirmativa, confirmando su asistencia” a una reunión que “solo tenía razón de ser si participaban todos los agentes implicados y obligados a encontrar una solución a tan grave situación, que afecta a la Segunda División y por extensión a todo el fútbol español”. 

Defensa de derechos
Al no sumarse el CSD y la RFEF, AFE comunicó al resto la cancelación de la reunión, que pretendía encontrar “una solución satisfactoria en defensa de los derechos de los futbolistas”, afectados por la decisión de que se disputara la última jornada, salvo el Deportivo-Fuenlabrada, “con la que AFE, desde el punto de vista sanitario y de la integridad deportiva de la competición, no estuvo de acuerdo desde el primer momento”. 

“Este sindicato se encuentra en contacto directo con las plantillas de los clubes de Segunda División afectadas por este conflicto, reservándose el derecho a ejercer todas las acciones legales ante las instancias competentes, con el fin de velar firmemente por la salud y en defensa de los derechos laborales de los futbolistas hasta las últimas consecuencias”, señaló. 

Llamada a la concordia
También consideró que “ante una situación tan preocupante, todas las partes debemos sumar y remar en el mismo sentido, más allá de las diferencias personales que puedan existir”. 

“Las instituciones siempre están por encima de las personas y creemos que todo acercamiento será positivo por el bien del deporte en general”, finalizaba el comunicado.

Un esfuerzo en vano en la búsqueda de una solución que parece enquistarse.

Comentarios