martes 1/12/20

El club se va de pesca al Lugo: Fede Vico y Mario Barco

El RC Deportivo peina el mercado de Segunda División en búsqueda de jóvenes talentos capaces de dar un salto de calidad en las filas coruñesas.

Mario Barco (dcha.) protege el balón ante un rival, ante la presencia de Fede Vico  | el progreso
Mario Barco (dcha.) protege el balón ante un rival, ante la presencia de Fede Vico | el progreso

El RC Deportivo peina el mercado de Segunda División en búsqueda de jóvenes talentos capaces de dar un salto de calidad en las filas coruñesas.
El director deportivo blanquiazul Carmelo del Pozo baraja dos nombres de hombres de ataque que llegarían libres de contrato desde el CD Lugo: Fede Vico y Mario Barco.
El primero de ellos puede desenvolverse con soltura en cualquier posición de la media, bien sea como jugador de banda o como enganche. Ha disputado esta temporada un total de 35 encuentros con la escuadra que dirigía Francisco Rodríguez, acumulando 2.629 minutos de juego, con tres goles y cuatro asistencias.


Cordobés de 23 años, zurdo cerrado, y de sobrada proyección, ya ha comunicado hace meses a la directiva de Tino Saqués su decisión de no continuar en Lugo.
El Deportivo podría ofrecerle acomodo para seguir creciendo en el fútbol profesional, en una posición donde necesita refuerzos después de la salida de prácticamente toda su línea ofensiva de la 17-18.

La escuadra coruñesa tendrá que afinar su punto de mira para amarrar a Vico, que también está siendo tanteado por equipos como el Alavés o el Córdoba, su club de formación que acaba de conseguir la permanencia después de estar prácticamente desahuciado en la primera parte de la temporada.
Por su parte, el delantero navarro Mario Barco también entra en las quinielas del equipo herculino para su parcela de ataque.
A sus 25 años, ha pasado ya por conjuntos como el Somozas o el Pontevedra, fogueándose en Segunda B, en donde ha dado muestras de toda la pegada que atesora.

El pasado curso ha militado en Segunda con el Lugo, donde las lesiones no le han permitido explotar su verdadero potencial.
A pesar de ello ha disfrutado de 1.061 minutos en los 23 partidos en los que tuvo el privilegio de participar, con cinco tantos y una asistencia.
Muy potente y solidario en el esfuerzo con sus compañeros, sobresale por su capacidad para aguantar el balón de espaldas a la meta contraria y en el remate, tanto de cabeza como con ambas piernas.
Barco dispone de un gran cartel en el mundillo de la categoría de plata y no son pocos los equipos que le han tentado, más si cabe en su condición de futbolista que arribaría con la carta de libertad bajo el brazo.
Entre sus pretendientes figura el propio Athletic Club de Bilbao, que se ha puesto en contacto con su entorno para determinar las opciones de que se incorporase al club de Lezama.
El Deportivo dispondrá de uno de los presupuestos más altos de Segunda y aguarda hacer caja con sus mejores valores actuales para reconfigurar su plantilla 18-19. l

Comentarios