Miércoles 21.11.2018

Álex Bergantiños, querido a ambas orillas del río Eo

El partido del próximo domingo en Riazor entre el Deportivo y el Sporting de Gijón no será uno más para Álex Bergantiños, jugador criado en el club de Riazor que el pasado curso se metió en el bolsillo a la afición de El Molinón en su temporada de cesión en la escuadra asturiana.
Para fortuna del deportivismo, escogió regresar a casa para

El partido del próximo domingo en Riazor entre el Deportivo y el Sporting de Gijón no será uno más para Álex Bergantiños, jugador criado en el club de Riazor que el pasado curso se metió en el bolsillo a la afición de El Molinón en su temporada de cesión en la escuadra asturiana.
Para fortuna del deportivismo, escogió regresar a casa para retomar su carrera profesional y está llamado a ser uno de los pilares sobre los que se asiente el proyecto de ascenso blanquiazul.
Su carácter y constancia enganchan tanto a los seguidores herculinos como a los sportinguistas, que se deshacen en elogios hacia un jugador humilde que ha dejado huella en el fútbol norteño.
Luis Alberto Martínez, presidente de la Federación de Peñas del Deportivo de La Coruña, expresa su satisfacción por poder volver a contar en el plantel deportivista con el centrocampista de la Sagrada Familia.
“Es uno de los mejores fichajes que ha acometido el Deportivo este año no solo por lo que puede dar dentro del campo sino también por lo que representa fuera de él”, dijo.
Por personalidad y peso dentro del vestuario, el ‘4’ cuenta con todo a favor para poder ser uno de los representantes de la plantilla 18-19, cuyo objetivo debe pasar sí o sí por dejarse la piel para regresar a Primera División.
“Aún no han sido designados los capitanes pero deseo que sea uno de ellos para la primera plantilla del Deportivo, por lo que conoce del vestuario”, agregó.
El máximo dirigente de las agrupaciones deportivistas federadas considera que el retorno de Álex Begantiños le vendrá de perlas a un club un tanto huérfano de referentes en la última temporada en Primera División.
“En mi opinión desde que se marcharon Lux, Laure y él había un vacío en el vestuario en ese sentido, es un hombre de la casa y es muy importante que regrese al Deportivo para poner un poco de pausa, que regrese la tranquilidad al vestuario”, indicó.
Al margen de todo lo que puede aportar sobre el terreno de juego un hombre con dilatada experiencia en la élite y auténtico paradigma de implicación, Luis Alberto Martínez apunta como esencial también el papel de Bergantiños como integrador, también en la necesaria relación que debe existir entre equipo y seguidores.
Los reproches del pasado hacia una plantilla cuestionada deben pasar a formar parte de la historia y otra nueva página debe abrirse para que la parroquia de Riazor vuelva a estar orgullosa de los suyos.
“Aunque es pronto para hablar sobre estos temas porque la temporada no ha hecho sino empezar, creo que la relación con los aficionados volverá a ser mejor con un hombre como él, siempre está preocupado de sus aficionados; esto es algo que es digno de agradecer”, concluyó. l

Comentarios