Culleredo tala una palmera dañada por el picudo rojo en Fonteculler

La palmera se encontraba en un entorno residencial
|

El servicio de mantenimiento de jardines del Ayuntamiento de Culleredo procedió ayer a la tala de una palmera en Fonteculler por verse afectada por el picudo rojo. En concreto, esta estaba ubicada en la plaza de Daniel Rodríguez Castelao, en un entorno residencial.


A principios de mes los operarios de la empresa visitaron el ejemplar, una Phoenix canariensis, determinando que la plaga había provocado daños de consideración en ella y calificando su estado sanitario de irreversible. Así, al no ser viable su recuperación, los operarios municipales ejecutaron los trabajos para retirarla.


Tras acometer la operación, explica el Gobierno local, se encontraron grandes larvas del insecto en su interior, “lo que ponía de manifiesto la afección que padecía”, apunta el Ejecutivo.


Vigilancia global

Culleredo está ejerciendo un trabajo de vigilancia sobre el impacto del picudo en sus palmeras y otros de los ejemplares que está afectado es el situado en la Policía Local, de grandes dimensiones. El servicio está aplicando allí un tratamiento especial consistente en una cirugía apical y ducha de nematodo, además de técnicas de endoterapia a modo preventivo.


El Gobierno que dirige José Ramón Rioboo se encuentra realizando una inspección exhaustiva para ver si es posible recuperar esta especie arbórea.


Avisos en Oleiros

Este mismo mes el Ayuntamiento de Oleiros advirtió a los titulares de más de una veintena de terrenos con palmeras sobre su obligación de actuar contra el picudo rojo, el escarabajo de origen asiático que devoró plantaciones enteras en toda Galicia. En concreto, el requerimiento se envió a veintidós propietarios, a los que se urge a intervenir porque si no lo hacen, “acabará afectando ao do veciños”, indicó el alcalde, Ángel García Seoane.


En caso de que no adopten las medidas oportunas, “abriráselle un expediente”, continuó el regidor oleirense, quien insistió en que –no obstante– “non está no meu ánimo sancionar a ninguén

neste asunto, pero o que non poden é manter a palmeira na súa finca contaminando as dos demais” porque la plaga se extenderá a todo el municipio, a los de la comarca y a toda A Coruña, manifestó Seoane.

Culleredo tala una palmera dañada por el picudo rojo en Fonteculler