jueves 17.10.2019

La Xunta multará al Ayuntamiento si no retira la basura de Nostián antes del día 28

La alcaldesa exige a Medio Ambiente que aporte soluciones y no amenace con sanciones graves

La conselleira Ángeles Vázquez recordó que los plazos se están agotando
La conselleira Ángeles Vázquez recordó que los plazos se están agotando

El conflicto surgido por la acumulación de basuras sin los preceptivos permisos en la planta de Nostián desde hace unos meses sumó ayer un nuevo capítulo de enfrentamiento entre las administraciones públicas. Después de que hace un tiempo la Consellería de Medio Ambiente amenazase con multar tanto al Ayuntamiento como a la concesionaria del servicio –la empresa Albada–, ayer su responsable puso fecha para dar cumplimiento a esa amenaza. En una visita a la ciudad Ángeles Vázquez aseguró que las multas, de carácter grave por un delito medioambiental, llegarán si el Gobierno local no traslada los residuos a Sogama antes del día 28. Por su parte, la alcaldesa, Inés Rey, le pidió que aporte soluciones y no opte por la vía del perjuicio económico desde el primer momento.

La conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, afirmó ayer que desde que el Ejecutivo local del PSOE anunció que pediría una moratoria para solucionar la acumulación de residuos en Nostián después de avisar de que habría sanciones, no hubo “ningún tipo de contacto por parte do Concello nin coa conselleira directamente nin coa dirección xeral correspondente”. No obstante, fuentes municipales afirmaron que la concejala del mismo ámbito, Esther Fontán, sí solicitó encuentros bilaterales tanto con el Ejecutivo autonómico como con responsables de la compañía Albada y la instalación de Sogama.

Pero mientras la reunión entre las partes en conflicto no se produce, la Xunta puso fecha para empezar a poner multas que irán en detrimento de las arcas municipales.  “Hai un incumprimento. en Nostián; non se poden seguir acumulando os residuos que agora si se están acumulando”, lamentó la representante de la Xunta, afirmando que dieron unos tiempos que están “rematando”.  “Será na semana do día 24 de xullo cando rematen e, a partir de ahí, de facer caso omiso, comezarán as sancións e son sancións de carácter grave: de seguir eses incumprimentos é un delito medioambiental”, resumió.

Sin interferir en los comicios

Vázquez incidió en que hubo un respeto institucional antes de las elecciones para no “interferir” pero “agora xa toca actuar polo ben de todos os coruñeses e coruñesas”, ya que existe una acumulación de más de 4.000 toneladas de basura que no cumple los requisitos para estar donde está en la actualidad.

“Se lle puxo enriba da mesa,  no momento en que se lle fixeron os requerimentos, a posibilidade de que os residuos poidan ir directamente a Sogama, igual que o fan os de máis de 200 concellos”, subrayó, asegurando que se agilizaron los trámites administrativos.

“A partir de agora eu agardo que dende o Concello se poñan a traballar porque é un delito grave”, insistió, ante lo que la alcaldesa, Inés Rey le solicitó que “aporte soluciones y que no amenace” con actuar por la vía de la sanción económica. Y es que no se implicó en plenas elecciones, pero el Gobierno socialista asume una herencia que le dejó el equipo de Marea Atlántica.

Recurso temporal

Desde el Ayuntamiento indican que lo que se está demandando es que, dado que las más de 4.000 toneladas de deshechos no se pueden trasladar, ni destruir ni almacenar de momento por problemas con el transporte y el convenio en vigor con Albada, se les permita utilizar de forma temporal un “depósito funcional” que existe en la planta que se sigue utilizando.

Sería una medida puntual hasta que se solucionen los imprevistos que han surgido para el traslado de los residuos a la planta de Sogama, dado que el convenio en vigor con Albada –que, de hecho, finaliza este año– no contempla el trayecto hasta esa nueva ubicación y hay que modificar de alguna manera las condiciones, entre otras razones porque el contrato tenía unos precios estipulados que cambiarían.

Aunque para la consellería la responsabilidad es del Ayuntamiento, desde María Pita confían en que se abra una negociación en la que la Xunta también tenga un papel activo. De la misma manera se intentará llegar a acuerdos con Albada y Sogama. Preguntadas por si moverán la basura de la ubicación actual antes de que se cumpla el plazo fijado por Ángeles Vázquez para empezar a sancionar, las mismas fuentes municipales no auguraron ningún tipo de resolución.

Todo dependerá, dicen, de las negociaciones con los distintos actores implicados que está previsto comenzar esta misma semana para tener resuelto el conflicto antes del 28 o conseguir un nuevo plazo por parte del Gobierno gallego.

Comentarios