miércoles 16.10.2019

Vuelven las colas para apuntarse a las actividades de los centros cívicos

Las colas que se registraron en el centro cívico de San Diego en la mañana de ayer | MÓNICA ARCAY
Las colas que se registraron en el centro cívico de San Diego en la mañana de ayer | MÓNICA ARCAY

Los centros cívicos abrieron ayer el plazo de inscripción de las actividades que se desarrollarán entre la semana del 28 de enero hasta el mes de mayo.

El día transcurrió con normalidad, en algunos momentos con más picos de gente, pero sin ningún incidente a destacar. “Se forman pequeñas colas, pero los administrativos van ligeros, como mucho esperas quince minutos”, comenta uno de los vecinos.

Los listados salieron el día 21 y, como en todas las convocatorias, muchos vecinos se quedaron sin plaza debido a la demanda. “Se apunta mucha gente y esto hace que las listas de espera sean infinitas y que, en algunas de ellas, ni salgas”, apunta una participante habitual. A lo que añade, “creo que deberían hacer más grupos para que pueda ir más gente”.

Sin embargo, todos coinciden en que el programa ha tenido muy buena acogida desde su comienzo. “Me parece una buena iniciativa porque si estas actividades las haces en otros lugares de la ciudad salen más caras”, asegura uno de los asistentes.

Como comentan, el éxito radica también en el precio de las actividades: algunas son gratuitas, pero en la mayoría hay que pagar un precio simbólico, entre 7 y 11 euros.
Aún así, algunos usuarios apelan a la gestión desde María Pita. “En las actividades que se necesita material debería ponerlo el Ayuntamiento porque no todo son cosas que tengamos en casa y lo que queremos es aprender en el aula, en grupo”, comenta una alumna. 

Actividades para todos
Las actividades son para todo tipo de públicos, desde  clases de inglés hasta bailes de salón, pasando por clases de zumba, encaje de bolillos o clases para fortalecer la memoria.

Además, se dan clases de apoyo escolar, una de las actividades gratuitas, se centra tanto en la etapa primaria, como en el instituto. “Me parece una buena iniciativa como refuerzo educativo y ayuda para las familias sin recursos”, añade un vecino.

Comentarios