lunes 26/10/20

Un alcance múltiple frente a Palavea provoca atascos en la entrada por Alfonso Molina

Un alcance múltiple ocasionó ayer un embotellamiento en el tráfico que circulaba en sentido entrada a la ciudad por la avenida de Alfonso Molina.
Coruña
Dos de los turismos implicados acabaron fuera de la calzada pedro puig

Un alcance múltiple ocasionó ayer un embotellamiento en el tráfico que circulaba en sentido entrada a la ciudad por la avenida de Alfonso Molina. El siniestro, que fue registrado pocos minutos antes de las cuatro de la tarde por el Centro de Coordinación de Emergencias 112, se localizó a la altura del barrio de Palavea, por lo que hasta allí se desplazaron efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Cuando llegaron, los agentes del Instituto Armado se encontraron con que dos vehículos, un Ford y un BMW, se encontraban fuera de la vía, sobre el terraplén que bordea la cuneta aunque sin haber sufrido muchos daños aunque curiosamente, ambos habían quedado mirando en dirección contraria al sentido en el que circulaban, justo después de la parada de bus que se encuentra en esa zona.

En un principio, se sospecha que ambos vehículos estuvieron implicados en un alcance. El Ford, que se encontraba antes del BMW, habría llegado a tocar las defensas traseras de este y como ambos viajaban a una velocidad bastante elevada, los conductores perdieron el control de sus vehículos. A ello hay que añadir que en aquel momento caía una lluvia intermitente que humedeció la calzada y favoreció que los dos coches acabaran girando sobre si mismos y derivando hacia el terraplén, donde finalmente quedaron inmovilizados.

Sin heridos > Según fuentes policiales, ninguno de los dos conductores sufrieron lesiones de importancia, aunque en un primero momento el 112 envió una ambulancia del 061 para prestar atención médica si era necesaria. Lo que si fue necesario fue que los agentes de Tráfico dirigieran la circulación, que había comenzado a formar un embotellamiento. No tanto por el accidente en sí (la calzada estaba despejada) como porque los conductores frenaban para poder contemplar la escena.

El espectáculo finalizó media hora después, cuando una grúa retiró los vehículos y la circulación recobró la normalidad definitivamente.

Comentarios