Martes 11.12.2018

Solo 19 rótulos comerciales están considerados “elementos de interés”

No solo los edificios históricos dan cuenta del pasado de la ciudad. También lo hacen los negocios que albergaron y albergan algunos de ellos. Se trata de los carteles comerciales.

el rótulo del hotel alborán recuerda al de la antigua sastrería iglesias	patricia g. fraga
el rótulo del hotel alborán recuerda al de la antigua sastrería iglesias patricia g. fraga

No solo los edificios históricos dan cuenta del pasado de la ciudad. También lo hacen los negocios que albergaron y albergan algunos de ellos. Se trata de los carteles comerciales. En A Coruña, el nuevo Plan Especial de Protección y Reforma Interior de la Ciudad Vieja y Pescadería (Pepri) solo considera como “elementos de interés” 19 letreros, la mayoría de ellos situados en la calle Real, Riego de Agua y San Andrés.
El de la confitería de La Gran Antilla es uno de los más conocidos. De acuerdo con la normativa municipal, su imagen no puede ser alterada, ya que están catalogados como elementos protegidos. También se suman a la lista de carteles con valor histórico y patrimonial los que dan nombre a las joyerías Salamanca y Lino, también en la calle Real; el que recibe a los clientes de la farmacia Villar o el que luce sobre el escaparate del número 80, el Bazar de Pepe.
Dentro de la lista de elementos protegidos se incluye el cartel del antiguo cine París. El edificio, que conserva su fachada, funciona desde hace años como una de las tiendas de Pull and Bear en la ciudad. El Pepri recoge en sus hojas como rótulo catalogado el ubicado en el número 7 de la calle del Corralón, conocido como el antiguo dispensario San Juan de Dios, o los situados en los números 11-13 de la calle San Nicolás. Entre el conjunto de carteles con valor patrimonial se incluye el del instituto Eusebio da Guardia o el de la fachada de Juan Canalejo de la Cocina Económica.
En el caso de este último edificio, el inmueble está protegido en el Pepri, lo que afecta a los planes de la institución benéfica para que el edificio aumente en altura.

revisión
El nuevo Pepri contabiliza 1.170 edificios con interés patrimonial o histórico, de los que 269 necesitan restauración. Del plan especial se extrae que, entre el casco antiguo y Pescadería, hay 2.775 locales comerciales, de los que un 76% están en funcionamiento. Esto significa que el ámbito Pepri tiene 206 comercios por cada mil habitantes, casi diez veces más de la media del resto de la ciudad.
Para poder realizar la revisión del documento el Ayuntamiento accedió al 80 de los inmuebles situados en el ámbito de actuación. En el documento se pretende conservar y potenciar el carácter comercial de la zona.
De hecho, los planes del Ayuntamiento pasan por convertir este espacio en uno de los de mayor dinamismo económico de la comunidad autonóma. Por el momento, los edificios con letreros protegidos dan cuenta de la riqueza que esconde el casco antiguo y Pescadería.

Comentarios