martes 4/8/20

Rescatan en plena alerta naranja a un practicante de kitesurf y a otro de kayak en Bastiagueiro

Ias dos víctimas fueron llevadas a tierra por una zodiac del Club Náutico de Oza sin que sufrieran daños.

El Helimer participó en las labores de búsqueda y salvamento | quintana
El Helimer participó en las labores de búsqueda y salvamento | quintana

La alerta naranja de del domingo registró ayer un único incidente de gravedad: el rescate de unos deportistas que habían desafiado el mal estado del océano para practicar actividades acuáticas en la playa de Bastiagueiro y que fueron rescatados por una zodiac del Club Náutico de Oza cuando la resaca les había atrapado y empujaba contra las rocas. A la emergencia también acudió el helicóptero de Salvamento Marítimo, así como el 092 de Oleiros .

El suceso se registró a la una de la tarde. Las víctimas se encontraban en una zona intermedia entre la playa de Oza, en A Coruña, y Santa Cristina, en Oleiros. Según parece, el sujeto que practicaba kitesurf (una variante de windsurf en el que se sustituye la vela por una cometa) se vio en apuro cuando la cometa se rompió, quedando a merced de las corrientes y sin posibilidad de regresar a tierra. 

Entonces, un piragüista que se encontraba cerca decidió intervenir pero durante la maniobra de rescate, el kayak también acabó volcando, dejando a los dos deportistas en una situación comprometida. Pero, según parece, lo que ocurría fue contemplado desde la playa de Santa Cristina por testigos que telefonearon al Club Náutico de Oza, dado que se encontraban muy próximos al lugar de  los hechos, y botaron inmediatamente una zodiac. Mientras tanto, la resaca arrastraba a las dos víctimas en dirección a las rocas que separa la playa de Santa Cristina de la de Bastiagueiro, de la que intentaban alejarse desesperadamente nadando con todas sus fuerzas. 

Después de una hora, ambos pudieron ser rescatados. El Helimer de Salvamento Marítimo ya estaba por la zona, pero no hubo necesidad de que interviniera. Por otro lado, la Policía Local se hallaba en tierra. No fue posible rescatar ni la tabla de kitesurf ni la piragua, sino que se levaron solo a los dos hombres empapados. Finalmente, las embarcaciones acabaron varadas en ese mismo punto, entre los dos arenales.
 
Pleamar 
Mientras tanto, la alerta naranja en A Coruña resultó ser bastante tranquila: alrededor de las ocho y media de la mañana se registró la primera pleamar, demasiado temprano como para coincidir con los transeúntes del Paseo Marítimo. Además, a pesar del componente noroeste del viento, que impulsaba las ondas directamente a la bahía, la espuma no llegó a salpicar la calzada del Paseo Marítimo en ningún momento, según las autoridades.  

 Por otro lado, las playas permanecieron cerradas en todo momento, lo que no impidió que fueran bastantes los que ignoraran el precinto policial para poder continuar su paseo matinal. La segunda pleamar, pasadas las nueve de la noche, también transcurrió sin incidentes.

Comentarios