lunes 30/11/20

Reportaje | O Ventorrillo bebe gotas de historia

La Asociación de Vecinos de O Ventorrillo celebró ayer la primera Festa da Cascarilla para cerrar sus actividades de Navidad. Lejos de ser un acto gastronómico sin más, el de ayer fue un plato fuerte de historia coruñesa

Vecinos del barrio acudieron a probar la cascarilla | patricia g. fraga
Vecinos del barrio acudieron a probar la cascarilla | patricia g. fraga

La Asociación de Vecinos de O Ventorrillo celebró ayer la primera Festa da Cascarilla para cerrar sus actividades de Navidad. Lejos de ser un acto gastronómico sin más, el de ayer fue un plato fuerte de historia coruñesa porque con la colaboración de Gadis se recordó a decenas de coruñeses por qué a los vecinos de la ciudad se les apodó “cascarilleiros”. También bebieron de estos sorbos de historia los niños del barrio.
El presidente de la agrupación, José Ángel Souto, comentó que la iniciativa surgió comentándolo con la gente y como fue bien aceptado encargaron 50 kilos de la cáscara del cacao para preparar “entre 200 y 300 litros” de bebida según fuese la afluencia de público. Hoy poca gente joven conoce los sabores amargos de la cascarilla, pero antaño fue muy cotizada en A Coruña.

Incluso la gente con menos recursos económicos iba a recoger los restos del cacao tras las descargas en el puerto para las fábricas de chocolate que hubo en la ciudad. El contador de historias Xurxo Souto se encargó de amenizar la degustación, que se organizó en “dos modalidades”.
“Por una parte la preparamos con agua, como infusión, que tiene un toque más amargo”, explicó el presidente, que subrayó que la mayor cantidad se preparó ya en leche para garantizar que a los niños también les gustase “chocolateada” y más dulce. El objetivo es que el año que viene más gente de la ciudad se entere y acuda a recordar su pasado.

Comentarios