sábado 07.12.2019

El refuerzo navideño de tráfico se unirá a la lucha contra la doble fila

Comenzará el sábado de la semana que viene y se centrará en las calles más comerciales
La Policía Local lleva desde octubre inmersa en una campaña contra la doble fila | quintana
La Policía Local lleva desde octubre inmersa en una campaña contra la doble fila | quintana

La semana próxima, el sábado, se pondrá en marcha el dispositivo navideño de tráfico de la Policía Local. Se trata de una medida habitual que se viene adoptando cada año y que una vez establecida, lo habitual es que se prolongue hasta el 7 de enero. Este dispositivo trata de controlar el tráfico en los centros comerciales, que reciben una gran cantidad de visitantes, y evitar problemas como la doble fila. Pero como este año ya existe una campaña contra el estacionamiento irregular en marcha, ambas medidas se integrarán para evitar esfuerzos redundantes, según adelantaron fuentes municipales.

El dispositivo implica a una media de cien agentes, que patrullarán las calles entre el turno de mañana y el de tarde, siempre desplegados en el entorno de los polos comerciales de la ciudad, como la plaza de Lugo o Ramón y Cajal. En él participan todas las unidades del cuerpo del 092, especialmente la Unidad de Tráfico (Atestados, Disciplina Vial y Sala de Pantallas), que contará con el refuerzo del personal y patrullas del resto de unidades operativas, como las de motos.

“No podemos estar en todas partes, así que tratamos de estar allí un día y acudir a otro al día siguiente, para que la gente nunca pueda adivinar dónde vigilaremos”, apunta un policía.

Horas extra

Este despliegue no sería posible sin la política de horas extra que está llevando a cabo el Ayuntamiento para paliar el problema del escaso número de agentes con el que cuenta el Cuerpo municipal debido a las continuas bajas provocadas por las prejubilaciones, y que ya rondan los 40 agentes. Parte de esas bajas podrán ser cubiertas hasta enero, cuando está previsto que comiencen a llegar los refuerzos así que, mientras tanto, el Gobierno local paga horas extra.

A principios de año, la Policía Local sufrió un revés cuando 34 agentes decidieron acogerse a la nueva ley que entró en vigor y que les permitía prejubilarse a los 59 años de edad. Esto redujo en un 13% la plantilla. A día de hoy, la Policía Local funciona con cerca de 330 agentes y el año que viene, se jubilarán cerca de una docena más, según los cálculos de su asociación profesional. Su presidente, Manuel Freire, advierte de que tendrán que convocarse promociones importantes: “En seis o siete años se van a ir más de cien policías”.

Comentarios