domingo 25/10/20

“Punta Langosteira é un paraíso perigoso onde pode morrer calquera percebeiro”

El espigón del Puerto Exterior mide 4,5 kilómetros de largo y está compuesto de bloques cuadrados de cemento apilados de forma descuidada uno sobre otros, con huecos por los que se cuela el mar abierto. Desde hace dos años, en esas rocas ha encontrado refugio el marisco y el pescado. Para algunos, fue una sorpresa, para otros, era de esperar. Pero lo cierto es que hoy en día, la combinación de mar abierto y batido, con aguas limpias, y refugios ideales, ha hecho de la escollera el lugar donde se cría el mejor marisco de toda Galicia a decir de algunos de los furtivos que se han colado por entre los bloques donde cuelgan racimos de percebes.
“Tiras dun e saen os percebes pegados uns a os outros, como chourizos, e os rodaballos igual, son enormes e están por todas partes”, aseguran. Pero se trata de un lugar peligroso, porque la marea bate con fuerza, y hace sifón al colarse entre las piedras: “Punta Langosteira é un paraíso, pero é perigoso, un lugar onde pode morrer calquera percebeiro”. n a.p.

Comentarios