sábado 04.04.2020

La proximidad del sorteo de Navidad dispara la venta de décimos de lotería

Los loteros notan más trabajo que en años anteriores y ya se han agotado terminaciones como el 13 y el 15
Colas de espera en la administración La Favorita | javier alborés
Colas de espera en la administración La Favorita | javier alborés

Se acerca una de las fechas más  especiales de la Navidad: el 22 de diciembre. El sorteo del Gordo llena todos los hogares de ilusión ante la posibilidad de un cambio repentino de vida si se obtiene el décimo premiado. Este deseo llena los locales de lotería todos los años, pero en esta ocasión los coruñeses parecen más esperanzados que en ejercicios anteriores. Así lo confirman los loteros, que aseguran que en estas últimas semanas el trabajo se concentra de forma continua en las ventanillas de sus administraciones.

“Estamos a tope todos los días y se está vendiendo mucho mejor que otros años”, explican en el céntrico local coruñés de El filón de Oro, en Rúa Nueva. Allí, al ser una de las calles más transitadas  de la urbe, se concentran turistas, “sobre todo los fines de semana”. De todas formas, los compradores son también “gente que asiste todos los años”, por lo que el cliente es “tradicional”.

“Una tradición es comprar una gran cantidad de botelos para repartir”, dicen en la administración As de Oros

En otro local céntrico, La Barca de Oro, situado en la plaza de Pontevedra, las colas son una imagen que se repite de forma diaria. “Se están superando las ventas del 2018 y ya tenemos algunas terminaciones agotadas, como el 13, el 5 y el 15”, dicen. Pero no son las únicas que triunfan, ya que “el 7 va por la misma línea y ahora mismo quedan muy pocos décimos con esta terminación”, sostienen. Pero las ventas positivas en ventanilla que están teniendo ahora no han sido siempre así. “En octubre estábamos muy preocupados porque hubo un bajón muy considerable, pero desde noviembre hubo un crecimiento muy grande”, sostienen desde la administración de la plaza de Pontevedra.

Clientes de tradiciones

Peñas, equipos, bancos, empresas... no solo se venden décimos a particulares. Muchas de estas entidades ya tienen un número fijo asignado cada año, como ocurre en La Barca de Oro. “Además, las ventas en internet también son considerables”, afirman. Otra tradición, según los responsables de As de Oros, en el Centro Comercial Los Rosales, “es comprar una gran cantidad de  boletos para repartir con la familia y amigos, algo que ya se lleva haciendo desde hace varias semanas”. En esta administración, además de venderse más en ventanilla que el año pasado, notan que “la gente es más previsora”.

A falta de diez días para el ansiado sorteo, se espera que las ventas se incrementen más. La escena de colas kilométricas en las administraciones de la ciudad, como La Favorita, se repiten estos últimos días a lo largo de todo el horario laboral del establecimiento. La suerte, por lo tanto, podría recaer en A Coruña, donde en 2018 tocaron 1.200.000 euros del Gordo.

Comentarios