sábado 06.06.2020

La Policía Local realiza una nueva redada en tres afterhours del Orzán

Los vecinos de la zona denuncian los altercados asociados a estos locales desde hace años
La calle de Pasadizo del Orzán ha sido escenario de varias redadas en lo que va de año | patricia g. fraga
La calle de Pasadizo del Orzán ha sido escenario de varias redadas en lo que va de año | patricia g. fraga

El Gobierno local está decidido a demostrar que se toma en serio la seguridad ciudadana el entorno de la zona de ocio nocturno del Orzán, y ayer por la mañana actuaron en tres afterhours de la calle Socorro y pasadizo del Orzán que estaban incumpliendo varias ordenanzas municipales. Al parecer, todos los locales pertenecen a la misma propietaria, que ya ha sido sancionada en numerosas ocasiones por los mismos motivos.

Los agentes municipales irrumpieron a primer hora de la mañana, aprovechando que se solapaban los efectivos de dos turnos distintos, e irrumpieron los locales donde descubrieron que contravenían la normativa referente a la música, por ejemplo. Los afterhours funcionan con licencia de cafetería, de manera que no pueden ofrecer música ambiental a sus clientes, pero estos locales si lo tenían.

Además, los policías locales constataron que había varios clientes que estaban fumando dentro del local, lo que infringe la normativa sanitaria. No era la única infracción de los clientes, porque los cacheos descubrieron que varios de ellos estaban en posesión de estupefacientes, lo que viene siendo habitual.

A primera hora de la mañana

El motivo de que se haga hincapié en los afterhours es precisamente que su clientela protagoniza alguno de los altercados más graves que se registran en el Orzán, sobre todo a primera hora de la mañana, después de una noche de consumo de alcohol y estupefacientes. A menudo, salen a relucir las navajas.

La de ayer es la operación más importante de la Policía Local contra estos locales desde el mes de julio, cuando el 092 actuó en dos locales de la zona, donde intervino drogas a los clientes y armas (como una pistola eléctrica) al personal. La razón es que, a principios de mes, en uno de estos locales se había producido un desencuentro entre dos jóvenes con una mujer de por medio. Acabó con uno de ellos, de 25 años, tratando de apuñalar a otro y abandonó el lugar en autobús. El sospechoso, de origen colombiano, fue detenido poco después por los agentes, en una parada de la avenida de Peruleiro. Llevaba encima, además de un cuchillo, un gancho de carnicero.

En marzo, la Policía Nacional ya había llevado a cabo una redada en uno de los locales de Pasadizo del Orzán. Durante más de una hora, los agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) se dedicaron a registrar el establecimiento, detenerse a sospechosos y de incautar droga. Una presión policial que es agradecida por los vecinos, que consideran que la zona se ha degradado en los últimos tiempos.

Comentarios