lunes 26/10/20

Piden 33 años de cárcel para el acusado de violar e intentar asesinar a una octogenaria en Carballo

Delitos de agresión sexual, robo con violencia y asesinato en grado de tentativa sientan el próximo jueves en el banquillo de la Audiencia Provincial al hombre detenido por el asalto que sufrió en su casa una octogenaria, en una parroquia de Carballo en agosto de 2012.

Delitos de agresión sexual, robo con violencia y asesinato en grado de tentativa sientan el próximo jueves en el banquillo de la Audiencia Provincial al hombre detenido por el asalto que sufrió en su casa una octogenaria, en una parroquia de Carballo en agosto de 2012.
La víctima, según anticipa el escrito de acusación, fue estrangulada por la persona que entró a robar de madrugada en su vivienda y quien, dándola por muerta, la violó mientras estaba inconsciente, antes de llevarse un televisor de la casa. Por estos hechos, el acusado se enfrenta a una petición de condena de 33 años de prisión y al pago de una indemnización de 30.400 euros por las secuelas y el daño moral.

al cuello
El ataque se produjo, tal y como informa la Fiscalía, a las seis de la mañana, cuando la perjudicada dormía en su domicilio, una casa anexa a la de varios familiares y conectada a esta última a través de un timbre de emergencia. La mujer ni siquiera tuvo tiempo de accionar el dispositivo, al verse sorprendida por un encapuchado que se coló en su habitación a través de la ventana. Sostiene el fiscal que el intruso pretendía desvalijar la casa, pero que, al encontrarse a la residente en la cama, se lanzó sobre ella y le echó las manos al cuello sin mediar palabra y sin hacer caso de sus súplicas por que “no la matara”.
“Tenía intención de acabar con su vida o al menos aceptaba esa posibilidad”, sostiene el representante del Ministerio Público, que acusa al hombre llamado a ocupar el banquillo de estrangular a la anciana hasta hacerla desvanecerse. Fue entonces cuando, siempre según esta versión de los hechos, aprovechó para mantener con la víctima una relación sexual completa, antes de revisar la casa en busca de dinero u objetos de valor.
Cuando, tres horas más tarde, la residente despertó se encontró tirada en el suelo del dormitorio. Se arrastró hasta el pulsador y avisó a sus familiares, que la encontraron postrada y malherida.
De resultas de la agresión permaneció ingresada durante diez días por contusiones en la cara, el cuello, el brazo y la zona cervical, además de otras lesiones, y tardó 100 días en recuperarse físicamente.
En el plano psíquico, señala el fiscal que la víctima sufrió un trastorno depresivo “en grado importante” que la ha sumido en  una situación de “dependencia y aislamiento” derivados del trauma por la experiencia.  n

Comentarios