miércoles 12/8/20

El parque Ofimático pasa a llamarse Xuxán tras su aprobación en el pleno

El cruce de acusaciones no impidió sacar adelante todas las mociones debatidas en la sesión
Parte de la corporación municipal en la sesión del pleno de ayer | pedro puig
Parte de la corporación municipal en la sesión del pleno de ayer | pedro puig

El pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad en la mañana de ayer el cambio de denominación del parque Ofimático, que a partir de ahora obtiene oficialmente el nombre de Xuxán. Fue una sesión más calmada que la del pasado 2 de julio, cuando los concejales del grupo de la Marea Atlántica abandonaron el salón de manera temporal. Ayer, sin embargo, también hubo espacio para los reproches y las reivindicaciones entre las diferentes agrupaciones municipales.

La denominación de Xuxán había sido aprobada recientemente por la Comisión de Honores y Distinciones y, con el apoyo de todas las formaciones se modificó el nombre tres décadas después del nacimiento de este proyecto destinado para la localización de empresas tecnológicas. Así, se adapta el nombre recomendando por la Real Academia Galega en un informe elaborado para el Gobierno local que hace referencia a la designación tradicional de esta zona de A Coruña. Además, Longarela, Galán, Agrelo, A Canteira, Campo de Galán y A Viña son los otros nombres elegidos para nombrar las vías principales del barrio con el fin de mantener viva la memoria del lugar.

Pese al apoyo unánime en el pleno para esta medida, en este punto salieron las primeras cuestiones que enfrentaron a los portavoces y concejales de los partidos. Los grupos de la oposición hicieron referencia a los asuntos pendientes por resolver en el barrio, tales como la urbanización incompleta y la resolución para los vecinos de Elviña. “O ofimático será Ofimático mentres non se faga xustiza coas vítimas do modelo urbanístico que as privou de dereitos”, recalcó el viceportavoz de la Marea Atlántica, Iago Martínez. 

Por su parte, la portavoz del BNG, Avia Veira, recordó que la urbanización de este parque “devorou aos seus habitantes. Esta pesadela para a veciñanza de Elviña sufriu varias etapas, como o derrumbe, as promesas que non se cumpliron e o compromiso de desafectar aos veciños”. Ante esto, el concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, se comprometió a establecer a partir de septiembre una mesa para tratar con los afectados los asuntos que se aborden de ahora en adelante. En la sesión se votaron dos cambios en el presupuesto, uno de ellos de 443.000 euros para afrontar gastos de desinfección provocados por el coronavirus y otro para unificar dos partidas con la Academia Galega do Audiovisual y promover un huerto urbano en el parque Adolfo Suárez.

Las votaciones
La primera modificación fue aprobada con los apoyos del propio Gobierno local y la Marea Atlántica tras una enmienda del grupo de la oposición que incluye partidas para entidades culturales y deportivas. Por su parte, el PP, el BNG y el Grupo Mixto se abstuvieron. Las críticas también se sucedieron en este debate sobre la ejecución presupuestaria y los pagos pendientes a la Compañía de Tranvías por valor de 1,5 millones de euros, punto en el que PP y Marea optaron por la abstención.

El último asunto de la orden del día fue la aprobación definitiva del nuevo reglamento de las escuelas infantiles municipales, que a raíz del próximo curso serán gratuitas. El apoyo de la Marea Atlántica apareció de nuevo, mientras que el resto de las formaciones se decantaron por la abstención y dieron lugar a alusiones sobre la necesidad de mejorar el documento en el futuro acorde a los centros.

Comentarios