sábado 16/1/21

El parque de Adolfo Suárez acusa la falta de un sistema de riego y de lluvia

Existen problemas de convivencia con los perros y una zona no se desbroza para favorecer la biodiversidad
Los árboles están en la parte que carece de riego | quintana
Los árboles están en la parte que carece de riego | quintana

El parque de Adolfo Suárez acusa la falta de un sistema de riego en la mayor parte de su extensión así como la presencia de especies invasoras como los plumachos.

Hay una pequeña zona, alrededor del estanque, que sí cuenta con un sistema de riego y por ello su estado es bastante mejor que el resto del parque, unos 51.000 metros cuadrados.

La ausencia de este sistema y las escasas lluvias provocan que buena parte del parque presente un aspecto bastante mejorable. Además, se añade que es en estas zonas en las que se encuentran la mayor parte de los árboles que hay en la actualidad, que están secos por las escasas precipitaciones de los últimos meses.

La Concejalía de Medio Ambiente está actuando sobre estos ejemplares para podar las partes más dañadas y además está previsto que durante el invierno se lleve a cabo la plantación de nuevos árboles. Se optará por los de menor tamaño debido a que su adaptación al entorno es mejor que la de aquellos que cuentan con mayor porte.

Entre los usuarios de este parque también llama la atención la zona del talud que desciende desde la carretera de Los Fuertes. En este caso no se trata de un descuido de los servicios municipales, sino que se siguen las recomendaciones del Grupo Naturalista Hábitat de limpiarla con especial atención una vez al año para favorecer el desarrollo de la biodiversidad.

“Se busca un manejo más natural de esta zona y de la de rocas porque sirven como hábitat de especies de insectos polinizadores y de plantas, que a su vez son alimento para especies de aves como el jilguero, el verdecillo o el verderón común, a los que les encantan sus semillas y ello favorece el aumento de sus poblaciones”, explica Santiago Vázquez, vicepresidente de la organización.

Además, el estanque también sirve de cobijo a especies como las libélulas o el tritón. Sin embargo, también es el lugar en el que habita el carpín dorado, un pez “invasor” que acaba con este y otros anfibios. Las especies invasoras también están en tierra, como el plumacho, que será retirado para evitar que se expandan sus semillas.

Incumplimiento
Otro problema que afecta al parque de Adolfo Suárez hace referencia a la convivencia con los perros. En este espacio verde existe una zona acotada para el esparcimiento canino, que acaba de ser desinfectada, pero muchos usuarios denuncian su reiterado incumplimiento.

Los principales problemas se dan en las inmediaciones de los juegos infantiles o en el estanque, que es utilizado por algunos canes para bañarse.

Comentarios