domingo 29/11/20

La Marea convierte el palacio de María Pita en un escaparate de sus reivindicaciones

La Marea anunció en el momento de su llegada al poder en María Pita que pretendía llevar a cabo muchos cambios, pero nadie se esperaba que la fachada del ayuntamiento se convirtiese en un elemento reivindicador.

Las pancartas colgadas del balcón de María Pita versaron sobre asuntos variados.
Las pancartas colgadas del balcón de María Pita versaron sobre asuntos variados.

La Marea anunció en el momento de su llegada al poder en María Pita que pretendía llevar a cabo muchos cambios, pero nadie se esperaba que la fachada del ayuntamiento se convirtiese en un elemento reivindicador. En veinte meses, el Ejecutivo ocupó este espacio con nueve pancartas con diferentes mensajes, además de una gran bandera.
La primera pancarta que el Consistorio colgó del balcón principal de María Pita contenía el mensaje “Contra as violencias machistas”, en letras blancas y un fondo morado. Esta apareció el 6 de noviembre de 2015 y fue visible durante varios días, aunque pronto dejó paso a otra.
Dos semanas después, el Ayuntamiento quiso mostrar su solidaridad con el sector pesquero y María Pita contó con una pancarta que rezaba “A Coruña apoia a pesca do cerco”.
Para ver el siguiente rótulo hubo que esperar hasta abril, cuando se pudo observar una con el lema “Sanidade pública 100%”. A finales de ese mismo mes esta reclamación dejó paso a otra con el título “A Coruña polo emprego digno”, que se instaló con motivo del 1 de mayo.
Dos semanas más tarde, y esta vez las “Letras Galegas 2016”, junto a un poema de Manuel María, artista homenajeado, fueron los mensajes elegidos por parte del Gobierno local.
Un mes más tarde, a mediados de junio, el apoyo a los refugiados fue el tema escogido por la Marea, que volvió a cubrir la fachada con el lema “A Coruña #CidadeRefuxio”. Sin embargo, no hubo que esperar mucho, apenas diez días, para que una gran bandera arco iris aportase color a la fachada.
La siguiente pancarta llegó a finales del mes de septiembre y en esta ocasión el motivo fue apoyar a las trabajadoras de la empresa de telemarketing de Extel ante el Expediente de Regulación de Empleo que la compañía pretendía llevar a cabo en su sede en la ciudad. Un par de meses más tarde volvió un rótulo “Contra as violencias machistas”, aunque el morado del fondo cambió por negro fruto de la campaña lanzada por el Ayuntamiento.

la comisión do común
Finalmente, el lunes llegó la última: “Basta xa de especulación Devolución gratuita da Solana e hotel Finisterre”, y firmado por la Comisión aberta en defensa do común, son los mensajes que se pueden leer. A pesar de que el Ayuntamiento anunció que tendrá que pagar por los espacios, accedió a la demanda.
A raíz de este movimiento, la Asociación de vecinos y comerciantes de A Falperra pidió por registro antes de ayer que también les dejen a ellos colgar una con el lema: “Ferreiro, escoita á Falperra. Non ás imposicións. Cede o espazo digno ao Sergas XA!”.
Esta queja y que hace referencia al bloqueo que sufre el futuro centro de salud de este barrio por parte del Ayuntamiento, que no accede a los requerimientos del Sergas, que se encargará de la financiación. 
De esta manera se abrió la puerta a que cualquier agrupación o colectivo solicite el mismo permiso que el concedido a la comisión do común. 
La Marea no puso ningún impedimento a la petición, por lo que habrá que ver cómo actúa ante la petición de los vecinos de A Falperra y otras que puedan surgir.
El balcón principal de María Pita, además de lugar elegido para colocar las pancartas, es en el que ondean las banderas de España, Galicia y la Unión Europea. 
Con esta última hubo polémica el pasado marzo, ya que la Marea decidió arriarla para mostrar su rechazo al principio de acuerdo con Turquía que supuso el cierre de fronteras para los refugiados. n

Comentarios