martes 20/10/20

La Policía desarticula el clan de A Moura y acaba con otro foco de tráfico de droga

La Policía Nacional ha golpeado en el punto de tráfico de drogas situado en las antiguas viviendas de San José, en A Moura, y considera ya desarticulado el clan que se dedicaba a la venta de cocaína, tras haber detenido a sus cinto integrantes: se trata de una mujer conocida como “La Mora” y su marido, de cincuenta años, así como del hijo y la hija de ambos, así como su yerno.
La casas de San José albergaban un punto de narcotráfico	j. alborés
La casas de San José albergaban un punto de narcotráfico j. alborés

La Policía Nacional ha golpeado en el punto de tráfico de drogas situado en las antiguas viviendas de San José, en A Moura, y considera ya desarticulado el clan que se dedicaba a la venta de cocaína, tras haber detenido a sus cinto integrantes: se trata de una mujer conocida como “La Mora” y su marido, de cincuenta años, así como del hijo y la hija de ambos, así como su yerno. La “Operación Ronda”, que culminó el jueves y el viernes de la semana pasada, fue llevada a cabo por agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Brigada Provincial en colaboración con la de seguridad Ciudadana, que se han incautado de 60 dosis de cocaína y cinco de heroína.

El dispositivo se incautó de cocaína y heroína, y arrestó
a cinco personas

Según la Jefatura Superior, los investigados habían creado “un auténtico nuevo supermercado de la droga” que resultaba llamativo por la gran cantidad de toxicómanos que acudían allí a conseguir su dosis. Lo que sucedía allí era conocido de sobra por las autoridades, así como por los vecinos de la zona, que habían denunciado la situación, y los mismos detenidos ya se habían dedicado a la venta de droga cuando residían en el poblado de Penamoa.

A lo largo de dos meses, la UDEV les vigiló bajo la supervisión de la Fiscalía Especial antidroga de Galicia y el juzgado de instrucción número dos. La dificultad estribaba en que los sospechosos habían adoptado muchas medidas de seguridad, tanto a la hora de transportar la droga como a la de venderla, así que obtener pruebas fue muy complejo. En el momento en el que los agentes estuvieron seguros de cogerlos in fraganti, se procedió al registro de la casa abandonada que utilizaban como base, en la que encontraron el alijo, así como 130 euros en metálico y 15 móviles.

Dos en lo que va de año

Es la segunda vez en lo que va de año que la Policía Nacional actúa en las casas de San José. La primera fue en enero, en la “Operación Moraleda”. Entonces la Policía practicó siete detenciones en el “clan de la Mora”. Este clan aprovechó la desaparición de la mayor parte de los puntos de venta de droga con la erradicación del poblado chabolista para captar una gran cantidad de “clientes”. Escogieron las casas de San José, a las que se llega por la avenida de Finisterre, debido a su cercanía a la zona de Penamoa.

En aquella operación habían encontrado la casa de campo de Carballo que usaban como piso franco para ocultar sus ganancias y se pudo incautar 20.000 euros, todo en billetes pequeños, más de 200 dosis de Heroína y 60 de cocaína, una báscula de precisión, varios teléfonos móviles, así como, efectos para la distribución de las sustancias.

Los vecinos de la zona creen que la única solución definitiva para erradicar el narcotráfico es demoler las viviendas ruinosas que usan como punto de venta. Tanto en Arteixo como en A Coruña (las casas se encuentran en una zona limítrofe) consideran esas viviendas como un problema no solo de seguridad ciudadana, sino incluso de tráfico, porque se encuentran muy cerca de la carretera. n

Comentarios