Domingo 16.06.2019

El kilo de sardinas oscila entre cinco y seis euros a una semana de San Juan

La mayoría se venden para el San Antonio portugués y será la semana que viene cuando la cantidad se quede en casa

En los mercados ya venden algunos ejemplares que se pueden probar fritas o a la plancha | javier alborés
En los mercados ya venden algunos ejemplares que se pueden probar fritas o a la plancha | javier alborés

A medida que se acerque la celebración de San Juan el precio de la sardina irá en ascenso pero estos días el preciado manjar se está vendiendo entre los cinco y los seis euros en la mayoría de los mercados municipales coruñeses. El coste resulta bastante asequible –además de similar al del pasado ejercicio por estas fechas– a pesar de que gran parte de las capturas descargadas se han estado enviando a Portugal, donde se celebra el San Antonio esta semana con idéntico menú.


La imposición de una cuota límite de 6.000 kilos por barco y semana hace que este año haya más temor a que las sardinas que lleguen a la Lonja no alcancen para cubrir toda la demanda propia de San Juan, si bien de momento esa preocupación no está vinculada a un ascenso real del precio del pescado.

Tampoco ha afectado al incremento el hecho de que “casi todo, alrededor del 80% de lo capturado, se esté vendiendo para Portugal” para degustarlas por las fiestas de San Antonio, como reconocía el responsable del departamento de cancha del Muro, Ignacio Iglesias, este miércoles.

El kilo se ha movido estos días entre los cinco y seis euros, pues por esos precios, sea con unos céntimos arriba o abajo, se ha podido encontrar tanto en las pescaderías de la plaza de As Conchiñas y el mercado municipal de Elviña, unas infraestructuras más de la compra diaria de cada uno de los barrios, como en la céntrica plaza de Lugo.


Iglesias aseguraba que más o menos se está descargando a diario una cantidad similar a la del año pasado pero en este caso los armadores no se están reservando cuota para cuando suban los precios a nivel local la semana próxima, sino que los límites de pesca son los que son porque, incluso, se estudia cerrar temporalmente la pesquería de sardina en un futuro para recuperar la cantidad de este recurso.


Fritas o a la plancha
En los primeros 12 días de junio pasaron por la Lonja coruñesa 231.316 kilos de este pescado azul, lo que equivale a 325.637 euros, mientras que en el mismo período de 2018 se contabilizaron 270.054 kilos. A pesar de la diferencia global, en los mercados confían en que el precio no se eleve mucho la semana que viene para que los clientes puedan adquirirla y la demanda no se reoriente al churrasco, algo que sucedió hace dos años por la alta factura que suponía organizar una sardiñada playera en la madrugada del día de San Juan.


Los consumidores que se están animando a probar el producto estos días tienen la recomendación de las placeras de prepararlo frito o a la plancha, dando una semana más para la parrilla.