miércoles 23.10.2019

Inés Rey teme que la demora en desalojar la Fábrica de Armas afecte a la Ciudad TIC

Defensa desestima el recurso de Hércules de Armamento y la empresa tendrá que salir voluntariamente
La Ciudad de las TIC se ubicará en una parte de los terrenos actuales de la Fábrica de Armas | pedro puig
La Ciudad de las TIC se ubicará en una parte de los terrenos actuales de la Fábrica de Armas | pedro puig

En el Gobierno municipal existe preocupación por que el retraso en el desalojo de la Fábrica de Armas pueda afectar al proyecto de construir la Ciudad de las TIC.

Inés Rey aseguró ayer que es un tema que preocupa en María Pita ya que contaban con que a estas alturas las instalaciones ya hubiesen sido abandonadas por la concesionaria y así eliminar un paso de cara a la puesta en marcha del proyecto tecnológico.

La alcaldesa reconoció esta situación durante una entrevista en Radio Coruña, en la que aseguró que tanto desde la Universidad como desde el Ministerio de Defensa le transmiten un “mensaje de calma”.

El ministerio revocó la concesión de este espacio a Hércules de Armamento hace meses y ordenó que desalojase las instalaciones el pasado día 21. En las últimas horas el Ministerio de Defensa desestimó el recurso presentado por la concesionaria y está pendiente de notificación, que esperan que se produzca en breve, ya que la empresa no recogió el documento informando de la decisión.
La postura del ministerio implica que el asunto vuelve a estar pendiente del desalojo voluntario de las instalaciones, igual que el pasado día 21.

El director de Hércules de Armamento considera que su plan y su actividad es compatible con el proyecto de la Ciudad de las TIC y que los problemas para fabricar se deben a una “persecución” por parte de los antiguos trabajadores de General Dynamics, la anterior adjudicataria. 

Desencadenante
Defensa tomó la decisión de revocar la concesión después debido a un impago continuado del canon de explotación y el director de Hércules de Armamento entiende que existen otras vías para continuar luchando por mantener la concesión. El impás en el que se encuentra la Fábrica de Armas ronda en la cabeza de los responsables de María Pita a pesar de la sintonía que existe con el ministerio y con la Universidad para sacar adelante el proyecto.

“Espero que esta resistencia no suponga un obstáculo o un atraso”, declaró Inés Rey. Otro asunto que espera que no posponga la Ciudad de las TIC es la ampliación del Chuac o la construcción de un nuevo hospital, que en el segundo de los casos podría tener su ubicación en la Fábrica de Armas. Además de la opción de que parte de los terrenos sean para instalaciones hospitalarias, el Gobierno local también plantea dedicar superficie a una ciudad deportiva. Lo que no quiere Inés Rey es que la ampliación del Chuac suponga un retraso para la Ciudad de las TIC. “El hospital cabe en los terrenos pero no se puede utilizar el debate de la ampliación para retrasar la Ciudad de las TIC”, apunta Rey, quien considera que ambos proyectos son “compatibles” .

La alcaldesa entiende que el futuro del hospital “es un debate de futuro” mientras que la Ciudad de las TIC “es una realidad que va a dar trabajo a más de tres mil personas y va a cambiar la industria en la ciudad”.

De esta manera, Inés Rey considera que la Ciudad de las TIC es un asunto más urgente que el de la ampliación del hospital, una actuación también entendida como muy importante por parte del Gobierno local pero con unos tiempos diferentes al proyecto tecnológico. “La Xunta sacó el debate, será una obra magna que apuntalará el gran hospital que tenemos, pero será cuando toque”, añadió.

La alcaldesa explicó que la posición del Ayuntamiento con respecto a las mejoras en el hospital es de total colaboración con la Xunta y si la mejor opción es la ampliación del Chuac no habrá problemas para poner los terrenos necesarios a disposición de la Xunta así como realizar los cambios necesarios en el planeamiento municipal y estudiar las necesidades urbanísticas y de accesos “en el momento oportuno”.

La situación de un Gobierno central en funciones no debería ser un obstáculo para los avances en la Ciudad de las TIC, aunque desde el Gobierno local entienden que dificulta otros proyectos de la ciudad que dependen de los diferentes ministerios.

“La interlocución es fluida pero hay cosas en cuanto a infraestructuras y desarrollos importantes para la ciudad que no se van a decidir en estos momentos”, explicó Inés Rey sobre la falta de un Gobierno estable en Madrid, una situación que espera que cambie en las próximas semanas.

Fachada marítima
El futuro de la fachada marítima es otro de los asuntos pendientes con el Gobierno central y la alcaldesa tiene previsto reunirse con Fomento para tratar una posible condonación de la deuda del Puerto aunque esté en funciones. 

Inés Rey espera que pronto haya un Gobierno en Madrid “que pueda tomar decisiones” mientras el edil de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada continúa trabajando en un asunto que “no se paraliza porque la ciudad tiene mucho que decir”. 

El futuro de la fachada marítima fue recurrente durante el pasado mandato y se prevé que sea uno de temas más importantes del actual ya que está en juego el diseño de buena parte del litoral interior de la ciudad.

Comentarios