martes 4/8/20

Un incendio eléctrico en un edificio de Os Castros deja tres intoxicados

Un incendio en un cuadrado eléctrico hizo que ayer cundiera la alarma entre los residentes del número 13 de la avenida de A Pasaxe, a escasos metros de la rotonda de Os Castros.

Los servicios de emergencia atendieron a los vecinos	javier alborés
Los servicios de emergencia atendieron a los vecinos javier alborés

Un incendio en un cuadrado eléctrico hizo que ayer cundiera la alarma entre los residentes del número 13 de la avenida de A Pasaxe, a escasos metros de la rotonda de Os Castros. El incidente, que tuvo lugar pasadas las diez y media de la mañana, se saldó con tres personas afectada por una intoxicación leve por inhalación de humos, que fueron trasladas por ambulancias de Cruz Roja y del 061 al Complejo Hospitalario Universitario, donde poco después fueron dadas de alta.
Según explicó la encargada de la limpieza, Fina Areosa, el incendio comenzó mientras unos técnicos manipulaban el cuadro de contadores del edificio. “Luego vino un tercero, cuando empezaba a salir un poco de humo. Dijo que había un incendio y que había que desalojar el edificio”, recuerda. Ella fue la que comenzó alertar a los vecinos a través del portero automático.
Una de estos vecinos resulto ser una mujer de 88 años que se encontraba con su cuidadora, de 50 y que era beneficiaria del servicio de telesasistencia de Cruz Roja, así que activó la alarma. En apenas unos minutos llegaron efectivos de Bomberos, así como de la Policía Local, que procedieron a acordonar el inmueble cuyos bajo ocupa  la iglesia de Nuestra Señora del Carmen.

petardeos
“Sonaron como unos petardeos muy fuertes y se fue la luz”, explicó Areosa. El humo se adueñó de las escaleras, y algunos vecinos los inhalaron al salir a la calle, lo que provocó aun más escenas de pánico, sobre todo entre los residentes de más edad. De hecho, tanto la mujer de 88 años como su cuidadora, de 50, se encontraron entre las trasladadas al Hospital.
Los bomberos extinguieron inmediatamente el pequeño fuego eléctrico, pero el problema surgió cuando descubrieron que una de las vecinas había desaparecido. Fue necesario que los bomberos buscaran en todos los rincones antes de hallarla refugiada en el trastero. Al parecer, se  había escondido allí después de que el humo le hubiera impedido bajar por las escaleras.
Los bomberos se encargaron de ventilar, aunque no por eso acabaron los problemas para los vecinos. Según informó el cabo de la dotación, el fuego había dañado la tubería general del edificio de manera que, además de sin luz, se habían quedado sin agua. Más de dos horas después, los vecinos pudieron regresar a sus hogares .

Comentarios