miércoles 16.10.2019

La hostelería afirma que el verano ha sido más flojo de lo previsto y con el gasto muy contenido

El calor acompañó y el mantenimiento de las terrazas en el exterior de los locales también permitió disfrutar del buen tiempo. Sin embargo, que todo se pusiera de cara para los hosteleros no significa que el verano haya resultado como esperaban a nivel económico.

El turismo crece pero con unos presupuestos muy ajustados	pedro puig
El turismo crece pero con unos presupuestos muy ajustados pedro puig

El calor acompañó y el mantenimiento de las terrazas en el exterior de los locales también permitió disfrutar del buen tiempo. Sin embargo, que todo se pusiera de cara para los hosteleros no significa que el verano haya resultado como esperaban a nivel económico. El sector afirma que subieron un poco los ingresos pero en comparación con el resto de Galicia ha sido una temporada estival mala.
España y Galicia han experimentado un gran incremento del turismo, internacional en un caso y, fundamentalmente nacional en el otro, pero los hosteleros coruñeses no han podido cumplir las expectativas que se habían fijado atendiendo a esta dinámica de ascenso.
“El verano ha sido bueno a nivel climatológico y ha habido gente”, reconoce el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete. El representante incide precisamente en la idea de que tanto a nivel estatal como en la propia comunidad “se han roto todos los récords de visitantes”. El problema es que esas cifras estratosféricas no se han notado en las cuentas de resultados de los bares, restaurantes y mesones de la ciudad. De hecho, Cañete puntualiza que “A Coruña ha estado por debajo del resto de Galicia”.
Habla con conocimiento de causa pues es lo que ha podido extraer de sus conversaciones con compañeros del Clúster de Turismo autonómico, que le comentaron grandes crecimientos como, por ejemplo, el de Sanxenxo.
“Aquí hemos tenido de lo más flojito” del territorio gallego, revela. Si bien confirma que ha habido una pequeña mejoría en las ventas, para nada han llegado a alcanzar unos grandes ingresos que les sirvan para sostenerse el resto del año.
Destaca que ha habido repunte económico por el hecho de que vino –y todavía vendrá esta primera quincena de septiembre– más gente que el año pasado, no porque los turistas estén más confiados a la hora de consumir.
El representante de los hosteleros puntualiza que el “gasto ha sido contenido” y que se sigue optando por compartir unas tapas antes que ir a un restaurante e invertir un poco más. El formato de las grandes comilonas parece haber pasado a la historia aunque también hubo alguna persona más desahogada que no perdió la oportunidad de degustar una buena mariscada durante los meses de julio y agosto.

otro rumbo mejor
Esta sensación agridulce de los empresarios dedicados a la hostelería contrasta con el balance positivo que han extraído los hoteleros de la ciudad de este verano. Desde la Asociación de Hospedaje de A Coruña aseguraron a este diario hace unos días que se ha incrementado el número de servicios que les demandan los huéspedes. Es decir, volvieron a vender más desayunos y otro tipo de productos.
Por si no fuera bastante esa buena noticia, los establecimientos prevén una buena ocupación este mes, que culminará con la celebración de un congreso.

Comentarios