• Martes, 13 de Noviembre de 2018

Ginés Morata: “Aquí hubo desinterés total por el desarrollo de la ciencia”

Los coruñeses podrán disfrutar esta tarde de las reflexiones y experiencias científicas de Ginés Morata, galardonado en 2007 con el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica

Ginés Morata: “Aquí hubo desinterés total por el desarrollo de la ciencia”
Ginés Morata (en el centro), compareció con otros expertos durante la presentación de las jornadas  | cabalar
Ginés Morata (en el centro), compareció con otros expertos durante la presentación de las jornadas | cabalar

Los coruñeses podrán disfrutar esta tarde de las reflexiones y experiencias científicas de Ginés Morata, galardonado en 2007 con el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica junto al biólogo inglés Peter Lawrence por su descubrimiento del mecanismo de control de calidad celular que poseen todos los animales y que encontraron a partir de una mosca. El experto, que forma parte del plantel de ponentes de un simposio internacional que se celebra en el Paraninfo, confía en conseguir más apoyo para este tipo de trabajos ahora que ha cambiado el Gobierno central y piensa que las políticas defendidas hasta el momento harán que España esté a la cola en ciencia y tecnología durante algún tiempo.
Ginés Morata, trabajador incansable del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, es un sabio en su disciplina, pues por algo consiguió un Príncipe de Asturias en su especialidad. Esta tarde disertará sobre la “Competición celular: matar células para mantenerse vivo” y, sobre ello, reflexiona asegurando que junto a su colega descubrió “un mecanismo que induce al suicidio a las células indeseables para destruirlas y dar una mayor viabilidad a un organismo”.
“Cualquier animal tiene muchísimas células y entre tantísimas es normal que salgan algunas anómalas, malignas o de bajo metabolismo”, pero la clave es que los propios cuerpos son capaces de desecharlas y sustituirlas por otras.
Este mecanismo de control de la “calidad celular” es extensible al ser humano, aunque no se hayan realizado pruebas directas, y Morata piensa que su aplicación en medicina puede darse para ciertos descubrimientos como en el caso de las células cancerosas. Al respecto se hicieron investigaciones en ratas y el resultado “es importante a la hora de tener en cuenta en tumores humanos y quimioterapia o radioterapia”.
“A veces el tratamiento estándar puede no ser el adecuado”, reflexionó, haciendo hincapié en que queda mucho camino por recorrer en el estudio celular. También cree que falta en los avances para prolongar la vida, aunque no descarta que se avance en ese sentido porque algunas tortugas “viven hasta 400 años”.
En esa y en casi todas las vertientes de la ciencia quedan muchas cuestiones pendientes, pues el reconocido experto sostiene que ve “muy mal” el panorama actual en este campo, si se relaciona con la inversión y el apoyo de las instituciones públicas. Para él la situación es “patética y refleja el total desinterés en el desarrollo de la ciencia y la tecnología que vamos a pagar durante bastante tiempo”.
A su juicio fue un “despropósito” reducir presupuestos en investigación y congelar la creación de centros y puestos de trabajo. Por ello, confía en que el nombramiento del nuevo ministro cambie el panorama para los próximos años.
Junto con Morata, en este simposio sobre medicina personalizada y Big Data organizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Fundación Ramón Areces y la Universidad, estarán otros expertos punteros a nivel nacional e internacional. l