viernes 4/12/20

Ferreiro destaca que la caída de su partido no se puede interpretar en clave local

Xulio Ferreiro reconoció el paso atrás dado en las elecciones de antes de ayer con respecto a las del pasado mes de diciembre. El alcalde optó por restar importancia al acusado descenso de los suyos en la ciudad y señaló.

Xulio Ferreiro estuvo serio durante su comparecencia de evaluación	patricia  g. fraga
Xulio Ferreiro estuvo serio durante su comparecencia de evaluación patricia g. fraga

Xulio Ferreiro reconoció el paso atrás dado en las elecciones de antes de ayer con respecto a las del pasado mes de diciembre. El alcalde optó por restar importancia al acusado descenso de los suyos en la ciudad y señaló que las fuerzas del cambio siguen siendo la principal alternativa al PP, que creció porque movilizó mejor a su electorado.
“Estas son unhas eleccións xerais e a lectura en clave local é sempre moi complicada. Creo que non hai que facer esta lectura, na Coruña as forzas que representan o cambio seguen sendo maioría”, aseguró el alcalde, que compareció con rostro bastante serio.
Después del toque de atención que ha recibido el Gobierno local en las votaciones del pasado domingo, con un importante descenso de 45.759 a 37.239 votos, el regidor optó por indicar que lo único que les queda por hacer es trabajar mejor de lo que lo están haciendo.
“O espazo das mareas, mesmo nas xerais, segue sendo a alternativa maioritaria e o que hai que facer dende o Concello da Coruña é traballar e facelo aínda mellor do que o estamos facendo para que a xente dentro de tres anos confíe en nós e esté contenta co seu alcalde e co seu Goberno municipal”, dijo antes de insistir en que los resultados responden a las elecciones generales y no a nivel local. “Nunhas eleccións xerais, a xente vota en clave xerais, esas son as análises que compre facer nestes momentos”, repitió.
Además, Ferreiro destacó que los resultados obtenidos en A Coruña fueron similares a los que se dieron en el resto de Galicia, por lo que restó valor a los números locales. “Os resultados de En Marea non foron todo o bos que foran en decembro en Galicia e A Coruña non foi unha excepción nesa baixada”, explicó.
El alcalde apuntó que una de las principales razones para entender el descalabro de En Marea en estas elecciones fue la capacidade de movilizar al electorado. “O Partido Popular en Galicia saiu reforzado porque non se conseguiu mobilizar a toda a xente que en maio ou decembro si o fixo”, reconoció, antes de añadir que “non sei se o medo ou a intranquilidade son as ferramentas do PP, tampouco sei se eses electores que foron agora a votar ó Partido Popular o fixeron ilusionados, pero foron”.

no aventura pactos
Ferreiro no se aventuró a especular con posibles pactos para formar gobierno. “A aritmética segue sendo compricada, o PP saiu reforzado, pero se comparamos os resultados coa lexislatura anterior son pobres e o PSOE ten os peores resultados da súa historia. Hai que construir unha alternativa a medio prazo e veremos o que pasa na investidura, non quero facerlle o traballo ós que o teñen que facer”, analizó antes de destacar que la subida de la abstención también responde a esa falta de capacidad de movilizar al electorado.
El alcalde coruñés apuntó al “ruido interno” de En Marea como otra de las razones de la caída. “A ninguén se lle oculta que moitas das noticias que vimos na última semana tiñan que ver coa situación interna da coalición e non tanto coa oferta que se facía á cidadanía. Á xente non lle preocupa o que sucede internamente, preocúpalle se esa oferta política responde as súas ilusións e demandas”, aseguró. Finalmente, Ferreiro destacó que En Marea debe elegir rápidamente a un candidato para las elecciones autonómicas que reuna el “mayor consenso posible” y que esté “preparado”.

Comentarios