lunes 26/10/20

Extel prescindirá de 107 teleoperadores de su sede coruñesa la próxima semana

La empresa Extel, subcontrata de Movistar, prescindirá de 107 trabajadores de su plataforma de recepción y emisión de llamadas coruñesa entre los días 7 y 9 de este mes.

Los trabajadores de la subcontrata de Movistar secundaron ayer dos paros en Matogrande	patricia g. fraga
Los trabajadores de la subcontrata de Movistar secundaron ayer dos paros en Matogrande patricia g. fraga

La empresa Extel, subcontrata de Movistar, prescindirá de 107 trabajadores de su plataforma de recepción y emisión de llamadas coruñesa entre los días 7 y 9 de este mes. La compañía anunció ayer este nuevo número de puestos a eliminar frente a la oposición de los representantes sindicales, que insistieron en la falta de argumentos reales para consumar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por la firma. 
Extel contará desde la semana que viene con 107 teleoperadores menos en A Coruña como final al conflicto laboral abierto por la compañía hace unas semanas por la supuesta reducción de la carga de trabajo. Los puestos a suprimir serán menos que los de la propuesta inicial, en la que estaba previsto prescindir de 205 empleados de la sede ubicada en el edificio Proa, en Matogrande. 
Sin embargo no se trata de una noticia de consolación pues el mayor porcentaje de pérdida de contratos estables dentro del ERE nacional sigue correspondiendo a la ciudad. Si en un principio se habían planteado 355 bajas forzadas, finalmente se llegará a las 255 de las cuales el 42% se concretarán en la plataforma coruñesa.
Como supuesta compensación y para evitar la selección indiscriminada, Extel optó por abrir una lista de bajas incentivadas que se acabó de completar hasta llegar a las 107 esta misma semana. Según el presidente del comité de empresa, David Doural, los trabajadores que causan baja se irán con una indemnización de “33 días por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades”. 
Pese a todo, los representantes –que ayer encabezaron los últimos paros en los turnos de mañana y de tarde– rechazaron cualquier acuerdo y la decisión final de Extel. “Ha habido presiones para que la gente se inscribiera en la lista porque, por ejemplo, se les dijo que luego podían quedarse en unas condiciones peores”, destaca Doural. Dentro de los que se marchan no hay prejubilaciones, dado que la plantilla tiene una media de edad de “entre 35 y 40 años”.
Además, argumenta, el despido masivo supondrá “la destrucción de puestos de trabajo estable en la ciudad”. “El ERE es un fraude que no está argumentado y nos tememos que en el futuro, a largo plazo, suponga la aparición de contratos más precarios, a través de empresas de trabajo temporal y más inestables”, señala. 
En sus inicios, Extel contaba con 1.300 trabajadores en A Coruña y a aquellos con contratos temporales no se les fue renovando. Ahora los 888 actuales se quedarán en 781. n

Comentarios