jueves 29/10/20

El Supremo reduce la condena de tres coruñeses implicados en una red de tráfico de heroína

El Tribunal Supremo ha admitido el recurso de casación interpuesto por los abogados de los coruñeses acusados de intentar introducir heroína en Galicia.

El Tribunal Supremo ha admitido el recurso de casación interpuesto por los abogados de los coruñeses acusados de intentar introducir heroína en Galicia. El alto tribunal ha cambiado con ello la sentencia dictada por la Audiencia Provincial en junio de 2011, por la que se condenaba a los encausados a penas que iban desde los 20 meses hasta los once años de prisión.

En total, la Policía detuvo a siete personas por su implicación en una red que fue desmantelada en Narón en 2009. Los procesados pretendían introducir en el mercado ilegal cerca de 12 kilos de heroína procedente de Holanda. Todos fueron detenidos en la primera quincena del mes de septiembre de ese mismo año, momento en el que la droga llegó a Galicia. La heroína viajaba oculta en el interior del asiento de una furgoneta que desde los Países Bajos condujeron dos de los procesados de origen magrebí. Estos, y la persona a la que debían entregar los paquetes, fueron apresados en el momento en que se iba a producir el intercambio, gracias a la intervención de sus teléfonos. Las escuchas sacaron a la luz los pormenores del plan para traer la sustancia a Galicia.

Pruebas sin validez > Las penas solicitadas inicialmente por la Fiscalía para los siete acusados alcanzaban los 18 años de cárcel y los cinco millones en multas, aunque algunos obtuvieron en su momento importantes rebajas de condena.

Sin embargo, las respectivas defensas de los procesados decidieron recurrir la sentencia basándose en la vulneración del derecho de presunción de inocencia y en el secreto de las comunicaciones. En este último apartado, los abogados indicaron que las escuchas que propiciaron el desmantelamiento de la red se autorizaron sin una “motivación sustentable” y en ellas no figuran elementos que “atribuyan la titularidad de los teléfonos ni pruebas periciales de voz” a los acusados.

Es por ello que, teniendo en cuenta estos y otros elementos, como el quebrantamiento de forma (los procesados fueron condenados por pertenencia a una organización pero no se aportaron pruebas de ello), los magistrados del Supremo decidieron estimar parcialmente los recursos y aceptar una rebaja de condena de hasta siete años en algún caso.

Comentarios