lunes 21/9/20

Sigue la búsqueda de la joven ourensana tragada por el mar en el Orzán

La muchacha había bajado con sus amigos a la playa ver las olas. 

Foto: Pedro Puig
Foto: Pedro Puig

Los servicios de emergencia siguen sin hallar rastro de A.C.D, la joven ourensana de 22 años que fue tragada por el océano a las 5.50 horas de esta mañana. La búsqueda continuó durante todo el día con la participación de cuatro lanchas de Salvamento Marítimo, Cruz Roja y Guardia Civil así como el Helimer.

Tampoco se han determinado con exactitud las circunstancias que rodearon a la tragedia, aunque la cazadora de la víctima fue hallada en la arena. Según la concejala de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, la joven estaba de visita en la ciudad y había bajado a la playa de Riazor en compañía de otros dos jóvenes, a pesar de que la alerta naranja había obligado al cierre de las playas.

Se encontraban al pie de la Coraza y ella se había quitado el abrigo cuando la arrastró una ola. Fraga recordó que precisamente ese es uno de los puntos más peligrosos de la bahía porque existe una fuerte corriente. Uno de sus acompañantes resultó mojado pero logró salvarse. Alertaron al 112 y, cinco minutos después, hacía acto de presencia el Grupo de Rescate Acuático (GRA) de los bomberos pero no fue posible localizar a la víctima.

Se montó un puesto de mando en  La Coraza y desde allí se coordinó la búsqueda. En cuanto a los amigos de la ourensana, permanecieron en la playa un buen rato, arropados con mantas térmicas, pero luego fueron trasladados al hospital. Aunque no sufrían hipotermia, se hallaban helados y en estado de shock. Las autoridades localizaron a los padres de la desaparecida y les informaron de lo sucedido.

Los medios aéreos abandonaron la búsqueda alrededor de las seis de la tarde debido a un empeoramiento de las condiciones meteorológicas. Un fuerte viento que dificultó la labor de las lanchas que seguían buscando a la ourensana desaparecida. La concejala Rocío Fraga desveló que los padres de la víctima se encontraban en el puesto de mando de La Coraza muy conmocionados. La búsqueda continuará hasta la puesta de sol. A partir de entonces un retén permanecerá en el lugar a la espera de continuar la búsqueda mañana, con la bajamar.