lunes 3/8/20

Demanda a Cepsa por los daños provocados en su vehículo por un combustible defectuoso

Un vecino de A Coruña ha presentado una demanda contra Cepsa por los daños que provocó en su vehículo el combustible repostado en dos gasolineras de la compañía.

El denunciante repostó en dos gasolineras de Cepsa	j. zapata
El denunciante repostó en dos gasolineras de Cepsa j. zapata

Un vecino de A Coruña ha presentado una demanda contra Cepsa por los daños que provocó en su vehículo el combustible repostado en dos gasolineras de la compañía. Denuncia que a consecuencia del carburante defectuoso su automóvil sufrió fallos en el motor y en la bomba de gasolina por los que tuvo que acometer reparaciones por valor de cerca de cuatro mil euros. 
Aporta además un análisis del combustible que constata parámetros anormales en la densidad, el aspecto, el aroma y la destilación.
El demandante relata en el escrito remitido al juzgado que en febrero del pasado año repostó su automóvil, de gran cilindrada, en la estación de servicio de Cepsa ubicada en Oleiros e instantes después, al reemprender la marcha, comenzó a notar problemas en el motor del vehículo.  
Acudió entonces a un taller para solucionar los fallos y tras varias reparaciones, entre las que se incluyó la sustitución de la bomba de gasolina, fue informado de que la sustitución de la pieza “puede haber sido debida a la utilización un combustible defectuoso”.

nuevos fallos
Después de varios días en los que el automóvil estuvo estacionado y sin uso, el demandante inició un viaje durante el que repostó en la estación de servicio de Cepsa en la localidad lucense de O Corgo. Como en la ocasión anterior, a los pocos kilómetros de haber reemprendido la marcha tras el repostaje el motor comenzó a sufrir fallos, idénticos a los ya ocurridos.
En el taller al que llevó el vehículo se confirmó que este tenía fallos en todos los cilindros y se observó la presencia de restos de combustible, por lo que el denunciante decidió enviar una muestra de este carburante a un laboratorio. El informe de los técnicos indicó que se habían encontrado parámetros anormales en lo relativo a la densidad, el aspecto, la destilación y el aroma del combustible.
Se dirigió entonces a la compañía petrolera para informarle de lo sucedido y reclamarle el abono de las reparaciones en el vehículo, que tuvieron un importe cercano a los cuatro mil euros. Ante la falta de respuesta de Cepsa, conocedora del caso desde junio, el demandante acudió al juzgado para reclamar la cuantía de los arreglos.

Comentarios