lunes 26/10/20

A Coruña concentrará cerca de 90 eventos ilegales para despedir el año

El presidente de la Federación de Salas de Fiesta y Discotecas de Galicia (Fesdiga), Samuel Pousada, estima que A Coruña y sus municipios limítrofes concentrarán unas 86 fiestas ilegales

Se prevén muchas falsas fiestas privadas o botellones en la calle, como sucedió el año pasado | javier alborés
Se prevén muchas falsas fiestas privadas o botellones en la calle, como sucedió el año pasado | javier alborés

El presidente de la Federación de Salas de Fiesta y Discotecas de Galicia (Fesdiga), Samuel Pousada, estima que A Coruña y sus municipios limítrofes concentrarán unas 86 fiestas ilegales de las 190 que se han programado en la provincia para Fin de Año. Este número de celebraciones, que no cuentan con seguridad y suponen una “competencia desleal” para un sector en horas bajas, no se aleja mucho de suponer una quinta parte de los eventos que han conseguido localizar en Galicia con escasos medios.
“A Coruña y sus zonas limítrofes son las que tienen mayor problemática”, sostiene Pousada, cuyo equipo ha calculado que el 45% de los que tendrán lugar de los 190 eventos sin permiso que se desarrollarán en la provincia serán en la cabecera de comarca y el área metropolitana. Es decir, cerca de un centenar de nocheviejas colectivas estarán fuera de la ley, ya que en contra de lo que esperaban este año las convocatorias han repuntado un 25% a nivel gallego, hasta llegar a las 530.
El representante incide en que se reducen los locales que se extralimitan en sus licencias mientras proliferan las fiestas que pese a tener ánimo de lucro se disfrazan de privadas para no tener que pedir permisos ni abonar ningún coste extra. Ahí reside, dice, la “competencia desleal”.
También se prevé que si el tiempo acompaña se sucedan los botellones organizados o improvisados en distintos entornos de la ciudad aunque, con especial afección en el centro.

Cambio de costumbres
Los grandes cotillones han desaparecido de la Nochevieja coruñesa. En general, apenas se celebran grandes eventos en los locales dedicados al ocio nocturno. Desde Fesdiga, Samuel Pousada, destaca que la mayoría de los empresarios abrirán sus puertas como un día normal. “Es un sector castigado por la crisis y las normativas y no harán fiestas para las que tengan que pedir licencia”, razona.
Además, la crisis no permite grandes alardes para comprar todos los enseres de las fiestas de antaño por si hay pérdidas. Prueba de todo esto es que en la ciudad apenas se pueden ver carteles anunciando fiestas o colaboraciones entre locales para vender entradas por un determinado número de consumiciones.
El presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, afirma que esta moda está en decadencia. “Cada vez hay menos fiestas típicas con barra libre, eso está desapareciendo”, incide tras hablar con sus compañeros. Su homólogo en la Asociación de Hospedaje de A Coruña, Rafael Benito, aclara que las cenas y eventos en los hoteles que los convocan agotaron el aforo.

Comentarios