sábado 19/9/20

El comité de Alvedro defiende que sí existe demanda para la ruta a Bilbao

El inminente adiós de la ruta entre A Coruña y Bilbao que opera la compañía Vueling ha generado un enorme rechazo entre trabajadores y usuarios de Alvedro. El comité de empresa del aeropuerto denuncia que tanto la aerolínea como el Gobierno local han acordado la supresión de una conexión para la que sí existe una gran demanda sin antes ponerla a prueba en unos horarios más prácticos.

Uno de los aviones de Vueling en la plataforma del aeropuerto coruñés	archivo ec
Uno de los aviones de Vueling en la plataforma del aeropuerto coruñés archivo ec

El inminente adiós de la ruta entre A Coruña y Bilbao que opera la compañía Vueling ha generado un enorme rechazo entre trabajadores y usuarios de Alvedro. El comité de empresa del aeropuerto denuncia que tanto la aerolínea como el Gobierno local han acordado la supresión de una conexión para la que sí existe una gran demanda sin antes ponerla a prueba en unos horarios más prácticos. Los expertos confían en que ahora Air Nostrum pueda retomar el proyecto que tenía para unir las dos ciudades desde la terminal antes de que la catalana se le adelantase.
“O fin da liña a Bilbao estaba cantado e o vimos dicindo dende sempre porque se instaurou nun horarios que non estaban para nada axustados”. El presidente del comité de Alvedro, Justo Pérez, fue así de sincero ayer al valorar el anuncio de que los viajes directos al País Vasco desaparecerán de la parrilla a partir del 29 de diciembre. No obstante, que tuvieran claro este trágico final no significa que lo defiendan. En opinión de los trabajadores es un error enterrar una conexión que es interesante para la ciudad, sobre todo, a nivel empresarial.
“Con esta decisión pode dar a sensación de que Bilbao non interesa ao público da Coruña e é unha mentira”, resalta. Frente a la baja ocupación que se esgrime desde María Pita –la empresa se remitió ayer a las declaraciones municipales–, la plantilla recuerda que hace ya algún tiempo acudieron al concejal Alberto Lema con un informe comparando las ventas de asientos en los tres aeródromos gallegos. 
“As estadísticas na Coruña eran parecidas ás de Santiago con menos dun terzo das conexións e uns horarios intempestivos”, incide el representante. 
En su opinión los dos vuelos semanales no se adaptaron en ningún momento a la realidad del principal público objetivo del puente aéreo, el de negocios, porque mientras Santiago disponía de salidas desde ambas ciudades a primera hora de la mañana y última de la noche, posibilitando “ir e volver no día para facer negocios”, en Alvedro se impusieron unas horas que no son factibles para cerrar acuerdos empresariales y que implican quedarse más tiempo del necesario en cualquiera de las urbes. 
“Isto foi un despropósito desde o primeiro momento”, lamenta, asegurando que antes de suprimirse el vuelo se debería haber recolocado el avión en la parrilla para comprobar que existe ese interés de la ciudadanía. El presidente se muestra “convencidísimo de que así ía ser rendible como o resto das que existen” si se adaptase a los horarios de trabajo y afirma que tanto “Vueling como o Concello” son conscientes de ello, pero el problema vendrá porque no encajará “nas rotacións”. 
“Si só houbese un avión a Madrid ás tres da tarde a ocupación tamén ía ser baixa”, ejemplificó, aludiendo a la ruta que mayor número de pasajeros mueve desde y hacia la infraestructura. 

mensaje a air nostrum
A pesar de estos argumentos parece no haber vuelta de hoja pues ya se ha empezado a devolver el dinero a los viajeros que habían comprado sus billetes para 2017. 
Por ello tanto el comité como la Sociedad para el Desarrollo del Aeropuerto de Alvedro Vuela más alto recuerdan con nostalgia, y algo de esperanza, el interés que tenía Air Nostrum en unir A Coruña y Bilbao cuando la low cost se le adelantó. Todos hacen un llamamiento para que se decida a retomar la línea. n

Comentarios