domingo 25/10/20

El cierre de dos calles provoca serios atascos en La Marina

El fantasma del colapso de tráfico, que amenaza diariamente a La Marina desde el comienzo de las obras del túnel, volvió ayer a hacer acto de presencia cuando el tráfico comenzó a paralizarse en dirección entrada a la ciudad.

Los vehículos rodando lentamente formaron colas por el centro de la ciudad	javier alborés
Los vehículos rodando lentamente formaron colas por el centro de la ciudad javier alborés

El fantasma del colapso de tráfico, que amenaza diariamente a La Marina desde el comienzo de las obras del túnel, volvió ayer a hacer acto de presencia cuando el tráfico comenzó a paralizarse en dirección entrada a la ciudad. El motivo fue el cierre de dos calles: Ambrosio Feijoo y Alcalde Manuel Casás. Ninguna es una arteria importante, pero esas vías, que flanquean correos y la Autoridad Portuaria, permiten aliviar el tráfico de la avenida de La Marina.

Sin embargo, las obras del túnel, que ya se encuentran en la fase de pavimentación, obligaron a cortarlas ayer, lo que provocó una congestión casi inmediata del tráfico. Durante la mayor parte de la mañana, los vehículos rodaron lentamente por entre los obstáculos que encauzaban el tráfico. El cuello de botella empeoró durante la hora punta para mejorar sensiblemente a medida que transcurría el día y caía la tarde, aunque el tráfico no dejó nunca de ser muy denso.

Aparcamiento

Tampoco los conductores que no estaban viajando, sino que pretendían estacionar, se libraron de dificultades, puesto que uno de lo accesos al aparcamiento subterráneo de Los Cantones que daba a una de las calles cerradas tuvo que ser clausurado.

Eso implicó que los que querían salir en dirección a la Ciudad Vieja tuvieran que dar un rodeo. Y unirse al embotellamiento.

Comentarios