domingo 27/9/20

La centolla oscila entre los 15 y los 25 euros el kilo en el primer día de venta en los mercados

La apertura de la veda de la centolla y el buey por parte de la Consellería do Mar el domingo tuvo ayer su traducción en capturas en la Lonja y los mercados coruñeses. Las primeras centollas de la temporada llegaron al consumidor final entre los 15 y los 25 euros, mientras que el buey se situó en los 12 euros aunque fue casi imposible localizarlo en las pescaderías.

Muchos consumidores acudieron a las plazas de abastos para probarlas tras la veda	javier alborés
Muchos consumidores acudieron a las plazas de abastos para probarlas tras la veda javier alborés

La apertura de la veda de la centolla y el buey por parte de la Consellería do Mar el domingo tuvo ayer su traducción en capturas en la Lonja y los mercados coruñeses. Las primeras centollas de la temporada llegaron al consumidor final entre los 15 y los 25 euros, mientras que el buey se situó en los 12 euros aunque fue casi imposible localizarlo en las pescaderías.
Los coruñeses se volcaron con la apertura de la campaña extractiva de la centolla y corrieron a las plazas de abastos para probar los primeros ejemplares, tal y como comentaron en la plaza de Lugo. Allí el precio medio del kilo se situó en los 15 euros, si bien esta cifra varió en función de la calidad y el tamaño de las piezas. 
En el mercado de San Agustín puntualizaron que el rango de costes se movió entre los 15 y los 25 euros. Pese a esta amplia diferencia, las placeras comentaron que la mercancía estuvo más cara en el sur de Galicia porque la pagaron más cara en las subastas de madrugada. Aunque a priori los ejemplares vendidos en la ciudad parecían buenos habrá que esperar a conocer la opinión de los clientes para saber si los primeros vienen llenos. 
La Xunta también ordenó el domingo el levantamiento de la veda del buey pero los resultados fueron muy diferentes. Tan solo en la plaza de Lugo se vieron algunos, cuyo precio se situó en los 12 euros el kilo. 

un buen tiempo malo
De hecho, el responsable del departamento de cancha de la Lonja, Ignacio Iglesias, reconoció que apenas habían registrado descargas de buey. 
Por contra, los barcos llevaron a la infraestructura “más o menos 2.500 kilos de centolla” de la que la más cara salió a 18 euros de allí. Para ser la primera jornada se trató de un día “normalito” respecto a cantidades. 
“En los barcos dicen que el tiempo no acompaña porque no se ha removido el mar y está todo apiñado en el fondo y la superluna también afectó porque hubo demasiada luz” para llenar los aparejos, resaltó Iglesias, sobre lo que le explicaron. n

Comentarios