sábado 24.08.2019

El Ayuntamiento eleva hasta 500 el número de efectivos para San Juan

Todo está listo para la gran cita de la Noche de San Juan, que este año cae el martes 23 de junio. Así lo explicó ayer el teniente de alcalde de Seguridad .

La reunión de la junta local de Protección Civil tuvo lugar ayer
La reunión de la junta local de Protección Civil tuvo lugar ayer

Todo está listo para la gran cita de la Noche de San Juan, que este año cae el martes 23 de junio. Así lo explicó ayer el teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Julio Flores, que presidió la junta local de Protección Civil, donde se organizó el trabajo de los más de 500 efectivos (26 más que en el año anterior), que se desplegarán para garantizar la seguridad del público.
 Como siempre, una de las principales preocupaciones de las autoridades es evitar que el centro de la ciudad se colapse por la combinación de afluencia de tráfico y calles cortadas. A partir de las cuatro de la tarde comenzarán los cortes puntuales en el Paseo Marítimo, sobre todo en dirección salida, para que puedan colocarse los camiones de reparto de leña. Pero a partir de las ocho de la tarde, el cierre del Paseo será total. Por eso  se pondrá en marcha un dispositivo especial para fomentar el transporte público:  ocho líneas de bus lanzadera conectarán la plaza de Pontevedra con los distintos barrios de la ciudad.
La primera salida  se efectuará a las 00.30 horas y la última a las 02.30 horas, con una frecuencia de entre diez y quince minutos. Desde las 03.00 y hasta las 06.30 horas del día de San Juan saldrán los autobuses del servicio especial Búho con una frecuencia de 30 minutos. Asimismo, se habilitarán dos aparcamientos disuasorios en las entradas de la ciudad con capacidad para 4.000 vehículos, conectados con buses lanzadera hasta el centro, cada 15 minutos, de 22.30 a 02.30 horas, y cada 30 minutos, de 02.30 a 06.30 horas.

cámaras de infrarrojos
Este dispositivo contará con un amplio abanico de recursos materiales, entre los que se encuentra el sistema de video-vigilancia que permite al Grupo de Rescate Acuático de Bomberos intervenir para prevenir posibles accidentes en la franja litoral. Gestionado desde un Centro de Control Móvil en La Coraza y el despliegue de otras diez cámaras portátiles que se ubicarán en puntos fijos del Paseo Marítimo entre las Esclavas y Matadero.
Durante la noche de San Juan de 2014, este sistema detectó entre la multitud a siete personas que se estaban metiendo en el agua con intención de bañarse, lo que desembocó en una actuación a los Bomberos.

Comentarios