Martes 20.11.2018

Albert Rivera vuelve a presentar a Ciudadanos en A Coruña con el aval de Francisco Vázquez

En el auditorio de Palexco, con la banderas autonómica, nacional y europea al fondo, Francisco Vázquez se desenmascaraba a sí mismo ante una audiencia que sobrepasaba el millar de asistentes: “¡Soy un crispador!”. La respuesta fue el estruendo de los aplausos.

Las ideas de ambos ponentes coincidieron punto por punto | patricia g. fraga
Las ideas de ambos ponentes coincidieron punto por punto | patricia g. fraga

El emblemático excalde, exdiputado y exembajador cerca de la Santa Sede compartía escenario con un lesionado Albert Rivera, que había tenido que recorrer el escenario auxiliado por un bastón. Fue un coloquio en defensa del constitucionalismo pero también, todo un espaldarazo a las doctrinas de Ciudadanos. Vázquez criticó la posición del presidente, Pedro Sánchez, respecto al conflicto catalán y aseguró que la posición actual de la Abogacía del Estado, que no ve delito de rebelión en los sucesos del 1-O, bastaría para evitar que se presentara como parte en el juicio que se celebrará en unos meses, puesto que a los acusados se les detuvo por ese cargo, entre otros.  
Vázquez reconoció que se estaba posicionando pero señaló que la situación actual es “tan difícil que todos debemos a sumir nuestra capacidad de tener una posición” y animó a superar los complejos y el “maniqueísmo”, sobre todo en lo que se refiere a la Constitución: “Yo digo que lo hemos hecho bien”. Y recordó en una anécdota de 2010 de como conoció a Rivera en Barcelona, cuando el papa consagró la Sagrada Familia. Este por su parte manifestó que es la convicción en el Estado de Derecho lo que permite estar de acuerdo a un socialdemócrata como Vázquez con un liberal como él mismo. 
La mayoría silenciosa 
Vázquez señaló que España es una sociedad moderna y avanzada y que es obligación de los políticos responder a las aspiraciones de la mayoría, aunque sea una mayoría silenciosa. También animó a respetar la ideología y no sacrificarla al ejercicio del “mero poder”. Para Vázquez, “a veces uno, con el paso de los años, uno tiene que recuperar la obviedad” porque la sociedad española está sometida a una presión propagandística que quiere poner en solfa lo que se ha conseguido en los últimos años y “sustituirla por una dictadura como la de Maduro o  la de Venezuela”. 
Sobre este punto, Rivera señaló que tiene más valores en común con Vázquez que con otros políticos de su generación, como Otequi, Torra o Junqueras y alertó del cóctel del “sanchismo”, formado por el PSOE con el nacionalismo. 
Actualidad 
Rivera comentó con Vázquez la actualidad. Desde la negativa de Sánchez a descartar el indulto para los “golpistas” del 1-0, a la posición de la Abogacía del Estado pasando a su reciente aventura en Alsasua, donde insistió en que les tiraron piedras durante el acto al que también acudió Vox. 
Rivera propone luchar por el concepto de Estado como antídoto contra los identitarismos y las tribus. “Salvo si naces y vives en A Coruña”, matizó Vázquez.

Comentarios