lunes 18/1/21

Afundación y Envita ponen en valor las trayectorias vitales a través de internet

Pilar Andrade, José Pazos y María del Carmen Vizcaíno relatan sus vivencias a través de la tecnología
Los tres voluntarios del proyecto de Afundación, junto a la CEO de Envita y la representante de Afundación | quintana
Los tres voluntarios del proyecto de Afundación, junto a la CEO de Envita y la representante de Afundación | quintana

Afundación, la Obra Social de Abanca, en colaboración con Envita, presentó ayer su nuevo programa +60, “Historias vividas”, un proceso de reflexión y revisión sobre la trayectoria vital cuyo soporte principal fue una plataforma online. “Nuestra misión es acompañar a las personas mayores en su recorrido de vida”, explicó ayer en el acto la coordinadora del Área de Envejecimiento Activo de Afundación, Sabela Couceiro.

El objetivo estaba claro desde un principio. Los tres voluntarios, Pilar Andrade, María del Carmen Vizcaíno y José Pazos, relatarían sus experiencias de toda una vida en un libro. El proceso fue laborioso, pero con sus aportaciones se logró perfeccionar la herramienta digital, aportada por Envita. “Las historias que no se cuentan, muchas veces se pierden”, decía ayer la CEO de Envita, Noelia López.

Esta plataforma es la primera que permite recopilar de manera sencilla y guiada los recuerdos, fotografías, objetivos y sueños de futuro en un libro de vida. Algo que ya han probado los tres participantes, y que ha dado como resultado la producción de tres libros que fueron entregados durante la tarde ayer a cada uno de ellos. “Uno piensa que no tiene nada que contar”, reconoció José Pazos. Así comenzó su andadura en este proceso, pero a medida que el trabajo salía adelante: “Eché mucho de menos a mis padres para ayudarme en el desarrollo de la idea, pero el resultado es una herramienta que dejaré en el futuro a mis hijos y nietos”.

Vizcaíno, sin embargo, sí que tenía ganas de contar cosas. “Mi padre dejó escrita su memoria y yo quería hacer lo mismo con mi hijo”, sostuvo. Esta experiencia ha sido muy enriquecedora para ella: “Ha significado tener un archivo histórico de mi vida y fueron saliendo muchas cosas de mi infancia, ya que al final te quedas con lo bueno”.

Elogios para la propuesta

Todo fueron elogios para la plataforma online utilizada. “Es una idea estupenda que provoca que remuevas mucho en tu memoria”, indicó Andrade, al tiempo que calificó lo vivido como “una revolución interior de sentimientos”. En la próxima edición, después de este proyecto piloto, se espera que participen cien personas, tal y como adelantó Sabela Couceiro. Y es que esta plataforma se puede utilizar en cualquier época. “No es necesario llegar a la edad de jubilación”, quiso dejar claro María del Carmen Vizcaíno.

Esta novedosa propuesta sigue la línea de trabajo de otros programas del Área de Envejecimiento Activo de Afundación basados en el valor de la experiencia de las personas mayores, como son “Fálame da emigración” y “Falamos da escola”.

Comentarios