La revolución de la depilación de luz pulsada

La revolución de la depilación de luz pulsada
Depilación piernas
Depilación piernas

La nueva forma de depilación que está revolucionando el mundo se llama depilación luz pulsada, si no la has probado te informamos de qué es, cómo funciona y qué ventajas ofrece.

Hay diferentes métodos de depilación, pero hasta ahora no había ninguno que recogiera todo lo necesario para convertirse en el mejor método de todos. La cera, como ya sabemos es eficaz pero muy dolorosa, además dependiendo el tipo de piel de la persona puede irritar provocando rojeces y malestar continuo. Existen otros tratamientos profesionales que tienen lugar en centros de estética o centros especializados de depilación, pero que no son nada económicos, aparte de durar una larga temporada de tiempo hasta que logra su objetivo. Justamente el ahorro de tiempo y dinero es un factor muy importante en el mundo de la depilación.

Uno de los sueños, sobre todo de las mujeres, es no tener que depilarse frecuentemente, no invertir tiempo ni dinero, y no salir de casa para ello. Ahora existe un método de depilación profesional duradero el cual te permitirá realizarlo en casa. La depilación de luz pulsada es la forma más avanzada que tenemos en la actualidad. Existen muchas marcas y modelos a nuestra disposición, de modo que elegir el más apropiado es una tarea difícil y costosa. Si quieres encontrar la mejor depiladora de luz pulsada tendrás que comparar modelos, características, servicios y precios.

Cómo funciona este tratamiento

Este innovador tipo de tratamiento de depilación solo se podía encontrar en los centros de belleza especializados, ya que las máquinas depilatorias eran demasiado grandes, difícil de utilizar y muy caras. No obstante, durante los últimos años los fabricantes han encontrado el modo de construir depiladoras de luz pulsada perfectas para usar en el hogar, fáciles de usar y económicas. El precio de este aparato viene a ser lo mismo que un tratamiento en un centro de belleza de una sola parte del cuerpo. La diferencia es que, en este caso, podrás usar la depiladora de luz pulsada cuando y donde lo desees, es decir, te permite la libertad de depilar las partes de tu cuerpo que quieras, así como si es de manera integral, tú decides. Aunque hay muchos tipos con diferentes prestaciones, el objetivo en definitiva es exactamente el mismo.

El funcionamiento usado en este tratamiento es mediante una lámpara de depilación que emite pulsos de luz, de tal modo ataca el vello de manera directa e impide el crecimiento posterior. Estos pulsos no son agresivos, sino todo lo contrario, son bastante delicados para que tu piel no sea maltratada durante el tratamiento. El aparato actúa cuando el vello está en pleno crecimiento, pero no hay manera de detectar cuando ese momento está en auge, por lo que es recomendable aplicar varias sesiones durante un tiempo determinado con el objetivo de asegurar que el vello no va a aparecer en el futuro.

Como hemos mencionado antes, hay muchos tipos de depiladoras, por lo que es recomendable que revises el uso de la que has adquirido para aprender eficazmente su funcionamiento, su potencia, el tiempo necesario, etc. La mayoría de ellas aseguran un resultado a largo plazo, llegando a ser permanentes en otras. En definitiva, ahorrarás tiempo y dinero; y ganarás en comodidad y bienestar.

Qué tener en cuenta en una depiladora de luz pulsada

Si tienes pensado comprarte una depiladora de luz pulsada lo mejor es que sepas que características debes tener en cuenta previamente de la compra.

1. El número de pulsaciones

Algunos aparatos tienen una vida eterna, es decir, que el número de pulsaciones es ilimitado, aunque la mayoría tienen una vida limitada a varios miles de disparos, esto se traduce en más de 5 años de duración como mínimo. Además, en algunos casos puedes cambiar la lámpara para prolongar su uso unos años más.

2. El modo de aplicación

Hay dos formas de aplicación: el modo único y el múltiple. El primero consiste en pulsar una vez para realizar el disparo de forma simple; el segundo, el aparato emite el disparo cuando está cargada y en contacto con la piel. Dependiendo de las zonas que deseas depilar uno será más apropiado que el otro. Por ejemplo, el modo múltiple es recomendable para zonas externas ya que su velocidad es más potente, pero también menos exacto.

3. Inalámbrico o con cable

Las depiladoras inalámbricas tienen la ventaja de que las puedes desplazar a donde quieras, por lo que aportan una gran comodidad. No obstante, debes cargarlas para que funcionen como un teléfono o un ordenador portátil. En el caso de las depiladoras con cable, aunque no facilita el movimiento, nunca se parará el tratamiento. Hay algunos modelos que integran ambas funcionalidades.