Conoce los 9 tipos de jornada laboral y cómo gestionarlos

Para que una empresa pueda fijar los turnos y horarios laborales debe conocer los tipos de jornada laboral que dispone la ley. Por eso, hoy vamos a hablar de ellas y ver cuál es la mejor manera de gestionarlas.

De esta manera, las compañías podrán tener el control horario de trabajadores que necesitan para un mejor funcionamiento.


Porque si bien la jornada común es de 40 horas a la semana, cada vez más Pymes y grandes empresas optan por contratos a tiempo parcial. Por eso, es necesario que cada patrono entienda cómo funcionan las diferentes jornadas laborales.


Tipos de jornada laboral


De acuerdo a los días y horas de la semana que se trabaje, existen varios tipos de jornada laboral. A continuación, damos una breve explicación de los nueve que existen en España:


Jornada completa


Es la más conocida y en ella se trabajan 40 horas a la semana que se dividen en 8 horas diarias de lunes a viernes. En algunos casos unas semanas se puede trabajar más horas, y la siguiente menos para compensar, pero todo debe estar avalado por un contrato colectivo.


Jornada parcial


Son aquellas en las que el trabajador ha firmado un contrato de media jornada que no podrá exceder las 30 horas semanales. Aunque, sí hay momentos de mucho trabajo la empresa podrá solicitar al trabajador horas complementarias.


Jornada parcial por horas


En este tipo de contrato, el empleado tiene unas horas determinadas en las que hará su labor. Las horas que deba cumplir pueden alternarse, es decir, no trabajará las mismas horas cada día, pero al finalizar la semana debe cumplir el tiempo pactado en el contrato.


Jornada reducida


Se da en casos muy específicos donde el trabajador corra algún tipo de riesgo. Por lo general, estas jornadas se dan en trabajos de laboratorios, manejo de químicos o la construcción. También se aplica para la lactancia y cuidados de hijos.


Jornada partida


Las jornadas partidas son aquellas en que la jornada completa se ve interrumpida por un lapso de una hora o más. Es decir, se cumplen 8 horas de trabajo al día, pero no de forma continua, hay espacio para que el empleado pueda salir de la empresa y volver luego.


Jornada continua


Después de la jornada completa, es la más común y en ella solo se estipula un tiempo de 15 o 30 minutos para que los trabajadores descansen o coman. Se cumplen 40 horas a la semana y se laboran 8 horas al día de manera casi continua.


Jornada nocturna


Es aquella donde los empleados trabajan exclusivamente desde las 10 de la noche hasta las 6 de la mañana. En este tipo de jornada no se cumplen horas extras y no se pueden exceder las 8 horas al día.


Jornada por turnos


Son normales en empresas que trabajan las 24 horas al día como las empresas de producción de alimentos. Por tanto, se establecen cuadrantes de trabajo para ocupar los tres turnos correspondientes de 8 horas cada uno.


Jornada de festivos


Es menos conocido, y se da cuando una empresa contrata a una persona para cubrir un puesto en días festivos de la semana y en algunas ocasiones los sábados y domingos.


Cómo gestionar los tipos de jornada laboral


La mejor forma para gestionar las diferentes jornadas laborales es con un software de control horario. Automatizarlas es muy conveniente para las empresas porque verán una mayor flexibilidad y optimización del tiempo.


Además, tendrán todo bajo control y cumplirán con la ley que obliga a fichar a cada trabajador que tenga.

Por otro lado, la automatización estimula un mejor ambiente laboral al permitir la transparencia y equidad en la asignación de horarios y horas trabajadas. Una solución sencilla que cada vez más empresas ponen en marcha. 

Conoce los 9 tipos de jornada laboral y cómo gestionarlos

Te puede interesar