Miño ‘sale al rescate’ de Paderne con el envío de varias cisternas de agua

Los alcaldes miñenese y padernés, Manuel Vázquez y César Longo, asistieron al llenado del primer camión | CEDIDA

Paderne encara su segundo día sin agua tras el corte de 32 horas decretado por el alcalde, César Longo, como consecuencia del excesivo consumo a partir del viernes, que vació los depósitos municipales, pero lo hace con cierto alivio tras el traslado del primer camión cisterna cedido por el Ayuntamiento de Miño. 
 

La situación sorprendió al Gobierno de Longo. “O seguimento estaba sendo o memos que de costume, e marchamos o venres cos depósitos cheos, a nivel case de sobrante, e cando chegamos o luns para comprobar, estaban completamente baleiros”, indicó el regidor antes de incidir en que “se non tomabamos nós esta decisión, a auga íase cortar sola, polo que acordamos suspender o sumunistro un día e medio (del jueves 14 a las 13.00 al viernes 15 a las 21.00)”, añadió Longo.
 

Entre los vecinos, aunque cuestionan la medida por “drástica”, señalan que, entre los que se abastecen de pozos particulares y los que disponen de sistemas de traída mancomunados, a muchos residentes no les afecta, o lo hace en menor medida que en otros ayuntamientos, al contar con suministro alternativo, tal y como indican desde los establecimientos cercanos a la casa consistorial, en la carretera Betanzos-Vilalba. 

 

“Las casas de nueva construcción son casi las únicas que se abastecen en exclusiva de la traída municipal”, explica una vecina de Areas, en Adragonte.
 

En cuanto a los invernaderos, teniendo en cuenta que se trata de un municipio donde la flor y la huerta tienen un peso importantes, desde Quintas señalan que la normativa impide destinar al riego el agua de la traída municipal, con lo que tampoco en este caso les ha afectado el corte que, en principio, se alargará hasta esta noche, a las 21.00. 
 

Ayer por la tarde se cargó la primera de las cisternas con la que Miño aliviará Paderne. Según indicaron desde el Gobierno de Vázquez Faraldo, la idea es aportar unas 50 toneladas diarias hasta que se normalice el nivel de los depósitos, con lo que no se descarta que los vecinos recuperen el suministro este mismo viernes, incluso antes de las 21.00.
 

Tanto el alcalde de Miño, acompañado por el edil de Obras de este ayuntamiento, Agustín Sanz, como su homólogo padernés, con un operario de mantenimiento municipal, se acercaron hasta el área de carga de las cisternas y comprobaron el proceso de trasvase, de acuerdo con lo establecido en la colaboración entre ambas instituciones para aliviar una situación que se complica todavía más al registrarse en plena ola de calor ‘abrasando’ Galicia.
 

Tras la sequía de 2017, el municipio trata de concienciar a los vecinos sobre la importancia de medidas responsables en el consumo de agua, evitando acciones como regar para evitar su desperdicio, entonces y ahora, en 2022.

Miño ‘sale al rescate’ de Paderne con el envío de varias cisternas de agua

Te puede interesar