Curtis y la Reserva estudian el impacto de los parques eólicos de Caíño y Brancellao

Un técnico muestra a Santiso (izquierda) y Caínzos (derecha) varios documentos

Curtis y la Reserva de Biosfera As Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo están elaborando informes técnicos para valorar el impacto que tendrán los futuros parques eólicos de Caíño y Brancellao en las explotaciones ganaderas locales.


El presidente de la Reserva, José Antonio Santiso, y el alcalde curtiense, Javier Caínzos, recorrieron varias de las fincas del municipio para conocer de primera mano sus características y las posibles afecciones. Junto a los mandatarios también estuvieron tres técnicos que recabaron información sobre los terrenos y las condiciones de los futuros parques eólicos.


En Foxado y Carballás

La primera explotación visitada se sitúa en el lugar de Mandeo, en la parroquia de Foxado, y cuenta con más de 150 cabezas de ganado. La segunda está en Carballás –parroquia de Santaia– y tiene más de 200 animales. Ambas instalaciones, destacan desde Curtis, se ven afectadas por el parque eólico de Caíño.

En la misma visita, Santiso y Caínzos mantuvieron un encuentro con los propietarios de las explotaciones y los técnicos recogieron información para realizar un informe en el que se recopile el posible impacto y repercusión de los dos parques.


Alegaciones

El Ayuntamiento de Curtis ya anunció que efectuará sendas alegaciones a los proyectos eólicos en la localidad, después de ser publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Alegan que tanto el proyecto de Brancellao como el de Caíño afectarán significativamente al municipio y representantes del Gobierno local se reunieron en las últimas semanas con los vecinos para aportar información sobre esta iniciativa y anunciarles las medidas que tomará el Ayuntamiento en los próximos meses.

Curtis y la Reserva estudian el impacto de los parques eólicos de Caíño y Brancellao

Te puede interesar