La vida no es como cuentan los libros

Una esvástica que no gusta a (casi) nadie | EFE

Isabel Peralta, esa especie de nueva musa del falangismo y la ultraderecha y que para el común de los españoles es la cría que se cree Eva Braun reencarnada, estará escalando posiciones en la escena ultraderechista europea, pero se ve que le falta un poco de mundo. Igual por eso se pensaba que al llegar al aeropuerto alemán de Frankfurt con una bandera con una esvástica y una copia de ‘Mi Lucha’ en la maleta le iban a hacer la ola. Y el saludo nazi, ya puestos. Es lo que tiene pensar que el mundo del que hablan los libros que lee es real. Que la hayan mandado de vuelta a casa a lo mejor le da una pista de su error.

La vida no es como cuentan los libros

Te puede interesar