El ingeniero que susurraba metafísica a la inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) era cosa de ciencia ficción hace unos años, pero ya está aquí. Hablamos con el coche, con el móvil, con un altavoz que nos cuenta chistes y hasta se usan bots ya para timos telefónicos. Los gigantes tecnológicos se han lanzado a la carrera por conseguir la IA más inteligente. Un ingeniero que trabajaba para Google, Blake Lemoine, ha sido suspendido por asegurar que la IA que analizaba tenía en verdad consciencia y hablaba de religión y metafísica con él. La empresa lo niega. Hoy día las IA hacen cosas maravillosas. Responden cualquier dato histórico y resuelven ecuaciones en un segundo. Pero si le preguntan cuántos ojos tiene un calcetín, la mayoría de IAs se equivocan. Hagan la prueba la próxima vez que crean estar hablando por teléfono con un robot. FOTO: google | Ch. Dernbach/dpa

El ingeniero que susurraba metafísica a la inteligencia artificial

Te puede interesar