Eurovisión puede ser muy rentable

El Festival de Eurovisión es una máquina de hacer dinero. Para que luego lo desprecien. Los eurofans, a los que lo mismo les da que se celebre en Turín o en Riga, ya están con la alarma puesta para no quedarse sin entrada para alguna de las galas. Y la organización, que no va desaprovechar la oportunidad, vende pases para los tres ensayos de jurado, los tres ensayos de familia, las dos semifinales y la final. Y porque no se le han ocurrido más. A precios entre los veinte euros de los ensayos y los 350 de la mejor categoría de la final, seguro que se saca un buen pellizco. FOTO: El escenario está en proceso de montaje | EFE

Eurovisión puede ser muy rentable

Te puede interesar