Arantxa no es la mala que sugieren

Arantxa, una ganadora por méritos propios | efe

A los que hayan visto ‘El método Williams’, la película por la que Will Smith se ha llevado el Oscar, les habrá hecho gracia que uno de los personajes sea Arantxa Sánchez Vicario. Al menos hasta que ven cómo la retratan. Lo mismo le ha pasado a ella. La supuesta historia real de su duelo con Venus Williams en 1994 es un pastiche de invenciones: desde el lugar y la fecha del partido hasta el marcador y, por supuesto, la presunta táctica de Arantxa para desconcentrar a Venus. Sabemos que para que las historias sean más épicas hace falta un malo, pero puestos a inventar, haber creado uno irreal.

Arantxa no es la mala que sugieren

Te puede interesar