Arteixo vuelve a corear el “Area, cemento, Xiradela monumento!”

El evento contó con las actuaciones de Música de Cecebre y del trío Fransy, Davide e Cibrán | Javier Alborés

Cuarenta años encadenando éxitos, convertida en uno de los más sólidos referentes del panorama cultural de As Mariñas. La Asociación Xuvenil Xiradela nació el 15 de mayo de 1982 y, cuatro decenios después, lo celebra alrededor de un escenario, en O Balneario, con un acto donde hablaron de los inicios, pero también del presente y del futuro de la música tradicional, que está más viva que nunca en Arteixo.


“Area, cemento, Xiradela monumento! Ese era el grito de guerra que sonaba en los autobuses en los que hace cuarenta años se desplazaban para actuar los primeros alumnos de Xiradela. La consigna que recuperaron para celebrar su aniversario, para evocar la idea de aquellos chicos que, en el verano de 1980, durante una de sus incontables charlas en Repibelo, se propusieron aprovechar su tiempo libre disfrutando de la música y el baile de Galicia.


En el cumpleaños, abierto a todos los que quisieran unirse, hubrá música y baile, pero también actuaciones como las de “As Músicas de Cecebre” de la mano de Pedro Lamas y compañía, y del trío Fransy, Davide e Cibrán.


Objetivos

De las metas marcadas en 1982 se alcanzaron todas gracias a una enorme labor de investigación folclórica “con recogida de coplas, toques y bailes de parte de nuestros mayores”, explica una de las integrantes de Xiradela. Una empresa complicada pero agradecida que se hizo recorriendo todo el territorio de Galicia. De modo singular, en Arteixo y la comarca de Bergantiños.


En estas cuatro décadas, el colectivo pasó de impartir clases de baile tradicional a sumarle más actividades como pandereta y cuanto tradicional, gaita, percusión, acordeón, e incluso otras como danzas orientales, cuyos alumnos también mostraron su calidad en O Balneario.


En estos cuarenta años pasaron por cuatros espacios de ensato, desde el primero de la calle Independencia, cedido por José Rozamontes, hasta el actual de Agarimo, pasando por las instalaciones parroquiales y las cedidas por Alumán en el Polígono de Sabón. 


Cuatro emplazamientos pero siempre en Arteixo, del que sí salieron a cantar y bailar por media Europa: Francia, Alemania, Bélgica, Escocia, Portugal... Además, cada año organizan la Noite Meiga o el Magosto, concurso de música y el Día de la Muiñeira.

Arteixo vuelve a corear el “Area, cemento, Xiradela monumento!”

Te puede interesar