sábado 26/9/20

Una pareja resulta herida al caer con su coche por un terraplén de la A-6

Un joven resultó herido grave en un accidente de tráfico registrado en Betanzos al caer por un terraplén el vehículo que conducía y quedar atrapado en una zona de matorral, a la altura del kilómetro 566 de la A-6.
El coche sufrió daños importantes	.Pedro Puig
El coche sufrió daños importantes .Pedro Puig

 Un joven resultó herido grave en un accidente de tráfico registrado en Betanzos al caer por un terraplén el vehículo que conducía y quedar atrapado en una zona de matorral, a la altura del kilómetro 566 de la A-6. La mujer que viajaba en el asiento del copiloto, que pudo salir del coche por su propio pie, también sufrió lesiones de diversa consideración, informó el 112. En ambos casos, fueron trasladados en ambulancia hasta el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

Según indicaron fuentes de los servicios de emergencias, el accidente se produjo sobre las doce del mediodía, cuando, por causas que se desconocen, el conductor perdió el control del vehículo, que circulaba en sentido Madrid, y cayó por un terraplén de tierra invadido por zarzas y matorrales lo largo de casi veinte metros, entre las salidas de Infesta y Mondoi.

Hasta el lugar del suceso se trasladaron la Guardia Civil de Tráfico, el Grupo Municipal de Intervención Rápida y Bomberos del Parque Comarcal de Betanzos, que bajaron hasta el turismo y evacuaron al joven en una camilla de rescate, además de auxiliar a su acompañante y trasladarla hasta la ambulancia del 061.

 Rescate > En un primer momento, efectivos del Grumir y Protección Civil, y agentes de la Guardia Civil atendieron a los heridos en el mismo lugar, inmovilizando al hombre, que apoyaron sobre “la bandeja del maletero” a la espera de que un médico lo reconociera y autorizase su traslado en una camilla suspendida en unas cuerdas, una operación de la que se encargaron los Bomberos de Betanzos.

Ningún otro coche de los que circulaba por la vía, una de las que soporta mayor densidad de tráfico de la zona, se vio implicado en el siniestro, aunque se registraron pequeñas retenciones en la A-6.

Cuando los primeros servicios de emergencias que llegaron a socorrer a los accidentados localizaron el turismo temieron por la vida de los jóvenes, dada la distancia que había recorrido el coche, y los destrozos que presentaba, pero pudieron comprobar de inmediato que los dos habían conseguido salir del interior del coche. “Él se encontraba peor, y por eso optamos por inmovilizarlo y no subirlo hasta que llegaron los equipos médicos”, apuntaron desde Protección Civil de Betanzos.

Una vez retirado el automóvil, tanto los bomberos como el Grumir, además de personal de la concesionaria del servicio de conservación y mantenimiento de carreteras contratada por Fomento debieron emplearse a fondo en retirar los restos del siniestro de la calzada y limpiar la vía a fin de evitar cualquier riesgo de accidente para los demás conductores.

El vehículo, antes de caer por el terraplén, colisionó con el guardarraíl, que quedó destrozado, y con los restos esparcidos por el arcén, e incluso por el desnivel por el que se precipitó. “Unos quince o veinte metros, aunque no verticales, pero sí con una pendiente importante”, indicaron fuentes de los Bomberos de Betanzos.

Comentarios