lunes 3/8/20

Unas obras obligan a cerrar al tráfico uno de los accesos al alto de Perillo

El Ayuntamiento inicia los trabajos de derribo de un tapón urbanístico en la calle de Corredoira das Viñas
Está previsto que el cierre de la calle se lleve a cabo durante los días 25 y 26 de este mes
Está previsto que el cierre de la calle se lleve a cabo durante los días 25 y 26 de este mes

Las obras de demolición de un tapón urbanístico en la calle de Corredoira das Viñas obliga a cerrar al tráfico uno de los principales accesos al alto de Perillo.

Operarios del Ayuntamiento de Oleiros iniciaron esta semana los trabajos de derribo de un antiguo garaje que taponaba parte de la mencionada calle y que se había convertido en un obstáculo para la circulación de vehículos.

Según fuentes municipales, esta labor implica el corte de un tramo entre el aparcamiento público de un supermercado de la zona y la calle de la Orquesta Os Satélites.

No obstante, el estacionamiento quedará accesible para los clientes del establecimiento comercial y los residentes podrán acceder a sus viviendas y a los garajes a través de la mencionada calle.

Aunque en un primer momento el alcalde, Ángel García Seoane, apuntó que el cierre del acceso duraría una semana; posteriormente, fuentes municipales indicaron que el corte será solo por dos días: el lunes, día 25, y el martes, día 26.

Los trabajos se están llevando a cabo en pleno proceso de reordenación del tránsito en la zona

Estas obras se llevan a cabo en pleno proceso de reordenación del tráfico en la zona alta de esta populosa parroquia oleirense.

Cabe recordar que el Gobierno local dijo, en su momento, que esta iniciativa tendría como finalidad mitigar en lo posible las molestias que están soportando los residentes por varias obras en las infraestructuras.

Proyectos

“Dos proyectos los hicimos coincidir para evitar que los conductores que desde A Coruña se dirigen a Oleiros y Sada utilizasen las calles del alto de Perillo y fuesen por la N-VI como tienen que hacer”, indicó.

Así, la obra de instalación en Santa Cristina del denominado sifón obligó a realizar importantes cambios en el tráfico.

El más polémico fue el que se realizó en el cruce de Sol y Mar ya que impide a los conductores provenientes de Sada, Oleiros o Montrove dirigirse a la vecina localidad de O Temple si no se valen de las glorietas situadas en Santa Cristina o debajo del puente de A Pasaxe, en el término municipal coruñés.

Comentarios