jueves 14.11.2019

Miño busca el modo de aliviar su presión financiera con ayuda de la Xunta y la Diputación

Mantuvieron una reunión a tres bandas a la espera de conocer la respuesta de Hacienda
El alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, convocó una reunión en la casa consistorial de Miño
El alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, convocó una reunión en la casa consistorial de Miño

El Gobierno de Miño continúa buscando soluciones que permitan aliviar la delicada situación económica de las arcas municipales aportando “liquidez y margen de maniobra” y, con esta intención, inició contactos con la Xunta y de la Diputación de A Coruña, con las que negocia una posible “colaboración”, principalmente de cara a la financiación del pago de los 7 millones de euros pendientes que corresponden a los intereses de las sentencias por las expropiaciones de la Urbanización Costa Miño Golf.

Así, “en un clima de colaboración y resolutivo”, que hace ser optimistas a los integrantes del Gobierno de Miño, esta semana se celebró una reunión a tres bandas a la que asistieron altos cargos de la Consellería de Economía y de la Diputación de A Coruña; el alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, y miembros de su equipo, en la sede del Ayuntamiento de Miño. 

En este momento, los responsables municipales están a la espera de la respuesta del Ministerio Hacienda para poder acceder a un crédito que permita la financiación de los 7 millones de euros pendientes de pago por los intereses adeudados a los expropiados por Fadesa Inmobiliaria. Hace un mes que se solicitó esta posibilidad que está en estudio por parte del departamento que dirige, en funciones, María Jesús Montero. Toda vez que el Gobierno del Estado acceda a la concesión del crédito, Xunta y Diputación podrían colaborar a la hora de afrontar las cuotas de amortización con el Ayuntamiento de Miño.

Una situación que, de prosperar, tal y como señala el alcalde, Manuel Vázquez Faraldo, “sería de un paso decisivo a la hora de minorar el lastre que esta deuda supone para las arcas municipales”, porque “poder contar con un crédito que permita afrontar los pagos de un modo holgado, en cuanto a cuotas y plazos de abono, implicaría poder mejorar las inversiones y prestación de servicios que son necesarias para el desarrollo de Miño”.

Comentarios