domingo 15.09.2019

Un indendio en Santa Cruz de Mondoi obliga a cortar la circulación en la carretera entre Betanzos y Curtis

Investigan el origen del fuego, que causó gran expectación y afectó aa ambos lados de la calzada

El incendio de Louriño movilizó numerosos efectivos de extinción y seguridad, y obligó a cortar la AC-840.
El incendio de Louriño movilizó numerosos efectivos de extinción y seguridad, y obligó a cortar la AC-840.

Un incendio en Santa Cruz de Mondoi, en Oza-Cesuras, obligó a cerrar a la circulación la carretera que une Betanzos y Curtis. 


El sonido de las sirenas y la intensa humareda, visible desde varios puntos de la comarca, causaron una enorme expectación,  y en el núcleo de Louriño, cerca del límite municipal entre Betanzos y Oza-Cesuras, en las inmediaciones de la antigua caseta de peones camineros, donde se concentraron las llamas, se vivieron momentos de angustia al comprobar cómo “o lume saltou dunha marxe á outra” de la carretera autonómica AC-840. 

El suceso, que ocurrió alrededor de las 16.30 horas, movilizó varias brigadas de extinción de la Consellería de Medio Rural, a Protección Civil y a los Bomberos del Parque Comarcal de Piadela, además de la Guardia Civil de Tráfico, que decidió cortar la vía por precaución, y hasta un helicóptero, que colaboró en las tareas y que cargó en la ría y en el Mandeo.

De momento se desconocen las causas del incendio, pero no se descarta que pudiese ser intencionado porque “empezó a arder a un lado y a otro de la carretera”, señala una vecina de la misma parroquia que, en el momento en se inició, se dirigía a su puesto, en un establecimiento comercial de Betanzos. 
Si bien no hubo que lamentar daños personales, la cercanía de algunas viviendas hizo temer por la seguridad debido al fortísimo viento, que complicó las tareas de extinción, según indicaron desde Betanzos. 

Lubre
En Bergondo, otro incendio calcinó unos ochocientos metros cuadrados de monte en el lugar de Guinlle, en San Juan de Lubre. 


Según indicaron los servicios de emergencias del propio municipio, a primera hora de la tarde “xa está sen chama, pero imos refrescar de todos xeitos”, confirmó el Ayuntamiento de Bergondo. 


Las quemas de restos agrícolas y forestales están prohibidas en Galicia, lo que implica que también quedan en suspenso los permisos concedidos, de modo que las comunicaciones y autorizaciones carecen ya de validez.
La Xunta tomó esta decisión después de evaluar la situación meteorológica en toda Galicia.

Comentarios