Jueves 23.05.2019

Hispania Nostra añade El Pasatiempo a la Lista Roja del Patrimonio Español

La asociación, dedicada a la salvaguarda de monumentos, advierte del “riesgo de desaparición”

Una de las últimas imágenes de El Pasatiempo, al inicio de las tareas para consolidar el estanque del Retiro | Mónica Arcay
Una de las últimas imágenes de El Pasatiempo, al inicio de las tareas para consolidar el estanque del Retiro | Mónica Arcay

La Asociación Hispania Nostra acaba de incorporar El Pasatiempo a la Lista Roja del Patrimonio Español por “gran riesgo de desaparición debido a las caídas de partes por el deterioro al que se encuentran expuestas, vandalismo e inclemencias meteorológicas”, explican desde la entidad, declarada de utilidad pública y dedicada a la salvaguarda y puesta en valor de monumentos culturales y naturales de España. 

El colectivo advierte de que de la Huerta de Don Juan, en proceso de incoación a BIC (Bien de Interés Cultural) por parte de la Xunta desde hace un año, “tan sólo se conserva una séptima parte de la superficie original y pese a haber recibido una dudosa restauración en los 90”, en este momento presenta un elevado nivel de deterioro “debido a la inacción de las administraciones y al mal uso por parte de los visitantes”, provocando incluso la caída de algunas partes,  “perdiéndose un patrimonio único en el mundo”, insisten desde Hispania Nostra. 

Este viernes se cumplirán treinta y tres años de la compra del espacio, considerado precursor de los parques temáticos, por parte del Ayuntamiento de Betanzos. El 1 de marzo de 1986, los herederos de los García Naveira y el Gobierno de Betanzos suscriben la escritura pública para la adquisición de la Finca El Pasatiempo. Entonces, el espacio acumularía más de cincuenta años de menoscabo, teniendo en cuenta que los investigadores sitúan el inicio del declive en 1933, coincidiendo con la muerte de su promotor, si bien sus descendientes sostienen que sus herederos, María Águeda y Juan Jesús García Iribarne, siguieron inviertiendo en la atención de El Pasatiempo incluso después de la Guerra Civil. 

Ocaso
En los 50, en una parte se plantó lúpulo, el “oro verde” de As Mariñas, y otra se destinó a huerto, y en los 70 se rellenó con escombros el Estanque de los Papas desapareciendo los bustos que lo adornaban y en los 80, antes de que la organización Adelpha solicitase su rescate y surgiesen los primeros movimientos ciudadanos para su declaración como Jardín Histórico, “la ignorancia y el desconocimiento” –precisa Hispania Nostra– consumaron el ocaso de El Pasatiempo.

La asociación, que cuestiona la restauración realizada en los 90, advierte ahora de que el riesgo de desaparición es enorme, de ahí su inclusión en una relación en la que también aparecen el Mosteiro de Santa María de Donas; el Chalet de Cortés, en Bergondo; el Santatorio de O Paraxón, en Oza-Cesuras, o las Casas de Bailly, en Cambre, y de la que consiguió salir la propia Torre de Hércules de A Coruña, Patrimonio de la Humanidad desde 2009.

Comentarios